Nuevo Laredo (Agencias).- El dirigente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, acusó a Enrique Peña Nieto y a su gabinete de querer confrontarlo con las Fuerzas Armadas del país y arfimó que las declaraciones en su contra son por el “nerviosismo” del mandatario ante su baja aprobación ciudadana y la cercanía de las elecciones en el Estado de México.

“No voy a caer en provocación”, dijo el ex candidato presidencial sobre el mensaje de ayer del Presidente en el sentido de que son inadmisibles las expresiones de algunos que de manera simple por “ignorancia o con dolo descalifican la labor de las Fuerzas Armadas”.

Tras encabezar un mitin ante más de 200 perdona en la Plaza de San Agustín, a unos pasos del Puente Internacional de Laredo, López Obrador se refirió al encuentro del presidente Peña con 32 mil soldados y sus familiares:

“Yo no creo que la solución al problema de la inseguridad y la violencia sea el uso de la fuerza, yo creo que tiene que rescatarse al campo del abandono en que se encuentra, generarse empleos y algo urgente, atender a los jóvenes, hay que darles la oportunidad para que estudien y trabajen. Eso lo he sostenido siempre.

“Ahora Peña Nieto y sus ayudantes quieren confrontarme con el Ejército, ¿qué les digo?, que se serenen, los soldados son pueblo uniformado y tenemos muy buenas relaciones con los soldados”.

Reforzó: “Todo este nerviosismo de Peña Nieto es porque tiene un alto rechazo entre los mexicanos. La gente está muy inconforme con Peña, ¿y saben dónde hay más inconformidad?, y ese es su nerviosismo pero yo qué culpa tengo, donde hay más inconformidad es en el Estado México y ya Morena está arriba en las preferencias electorales en el Estado de México.

“Y por eso Peña está actuando como jefe de partido, como jefe de grupo, yo lo llamaría a que se serene, se tranquilice y se respete la voluntad del pueblo del Estado de México”.

A pregunta expresa sobre si se puede usar a las Fuerzas Armadas en temas electorales sostuvo que “no van a lograr nada porque ni los soldados ni el pueblo uniformado ni los ciudadanos de México quieren que continúe la corrupción”.

Por la mañana, López Obrador guardó un minuto de silencio en memoria de la corresponsal de La Jornada, Miroslava Breach, victimada en el estado de Chihuahua, la calificó como una “periodista íntegra, asesinada en el cumplimiento de su deber”.

López Obrador realiza una gira por Nuevo Laredo y Laredo, Texas. En esta frontera encabezó una rueda de prensa donde participó su esposa Beatriz Gutiérrez Muller y la escritora y periodista Elena Poniatowska.

En entrevista, López Obrador señaló: “Estamos aquí para solidarizarnos con todos los periodistas de México que están siendo agredidos; últimamente asesinaron a una periodista en Chihuahua, algo que ha conmocionado al país”.

Calificó como un “crimen artero”, el asesinato de la corresponsal de La Jornada en Chihuahua y colaboradora de el Norte de Juárez.

“Se trata de una periodista, una mujer, que siempre se dedicó al noble oficio del periodismo; una mujer íntegra, una profesional, que en cumplimiento de su deber fue asesinada. Por eso estamos aquí, para apoyar la libertad de expresión, de manifestación, de prensa, que no haya asedio, ni represión a los medios de comunicació”, enfatizó el dirigente nacional de Morena.

Antes de iniciar la conferencia denominada “Los Presidenciables”, López Obrador pidió guardar un minuto de silencio en homenaje a Miroslava Breach.