En el marco del proceso electoral, el expresidente panista Felipe Calderón y el exgobernador priista de Coahuila, Humberto Moreira, se trenzaron ayer en una guerra de declaraciones sobre la presencia de la Marina en el estado durante los años que ambos gobernaron y el proceso que siguió la PGR por el caso de la deuda de la entidad.

Calderón aseguró que cuando estuvo a cargo de la Presidencia de la República, envió elementos de la Marina a combatir la delincuencia organizada en Coahuila, no obstante, el entonces gobernador Humberto Moreira le reclamó que retirara la orden argumentando que en la entidad «no había mar».

Tras acudir al estado a apoyar el registro del candidato a la gubernatura Guillermo Anaya, Felipe Calderón aseguró que los principales líderes del crimen organizado vivían en el estado.

«Los principales cabecillas, todos vivían en Coahuila y vivían muy a gusto. Cuando el gobierno federal envió a la Marina a Coahuila, yo recibí una llamada del exgobernador Humberto Moreira reclamándome que porqué la enviaba, que Coahuila no tenía mar y que la retirara», dijo.

Aseguró que el gobierno federal no accedió a su petición y en conjunto con el Ejército Mexicano logró capturar a importantes líderes de los grupos delictivos.

«En Coahuila vivía el Z40, El Coss, el Z42; todos vivían aquí y muy cómodos», recordó.

También aseguró «yo personalmente le dije (a Humberto) que el fiscal que estaba a sus órdenes tenía implicaciones con la delincuencia, dijo que no lo iba a mover hasta que hubiera pruebas judiciales, y luego aparecieron los sobres de la nómina de los grupos que le pagaban a familiares cercanos de ese fiscal».

La respuesta de Humberto Moreira no se hizo esperar. «Felipe Calderón es un mentiroso, tendría que investigarse a él. Yo le advertí a tiempo de la relación de su compadre (Guillermo Anaya) con Sergio Villarreal ‘El Grande’ y se hizo tarugo; hizo ojo de hormiga. Se le olvida que sus generales fueron mis directores de policía», dijo.

Aseguró que cuando fue gobernador ofrecieron a la Secretaría en la Marina que se estableciera en la presa De la Amistad, en Acuña.

«Está mal (Calderón); tanto daño le ha hecho su vicio, él fue la vergüenza nacional; es un bocón y mentiroso», añadió.

Moreira también dijo que en las elecciones presidenciales de 2006 Andrés Manuel López Obrador obtuvo el triunfo, no obstante, Felipe Calderón «usurpó» su lugar.

Por otra parte, el expresidente Felipe Calderón rechazó las declaraciones que el mes pasado realizó Humberto Moreira sobre su exoneración por parte del gobierno panista. «Definitivamente no, la deuda de Coahuila los coahuilenses la van a pagar. Ojalá se las hubieran condonado, pero fue una deuda que asumió el gobernador de Coahuila.»

En relación al regreso de Humberto Moreira, dijo: «pobre, es tan malo, tan malo, que ni en el PRI lo quieren, por eso se está postulando por otro lado», manifestó.