El gasto público programable que perfila para Tamaulipas el Proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2021 es por 103 mil 697.2 millones de pesos, lo que significa una reducción de más de 6 mil millones de pesos, de acuerdo con el documento entregado a la Cámara de Diputados la tarde de ayer.

El monto disminuye en comparación al presente año, pues según los datos presentados, en 2020 se ejercen 109 mil 944.8 millones de pesos, por lo tanto, el recorte propuesto es de 6 mil 247.6 millones, se lee en la página 206 del PPEF.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en su Clasificación Geográfica indica que esta suma comprende la totalidad del gasto programable, es decir, aquel que usa el gobierno para proveer bienes y servicios a la población así como el gasto en programas sociales y todo aquello necesario para la operación de las instituciones.

Incluye lo que ejercen las dependencias federales en el estado y los subsidios que se entregan a la población beneficiaria en el marco de programas sujetos a reglas de operación.

Asimismo, subsidios a gobierno del estado y municipios; gasto federal transferido mediante convenios de coordinación en materia de descentralización y de reasignación; aportaciones federales y “otros subsidios”.

 El proyecto refiere que a través de la subsidiaria Pemex Transformación Industrial. 

Tiene previsto continuar con los trabajos para la rehabilitación de las seis refinerías, entre las cuales se encuentra la de Madero. En conjunto se destinará una inversión de 7,000 millones de pesos, para incrementar el nivel del proceso de producción de los productos refinados.

Proyecto carretero

Por otro lado, se da cuenta de la continuación del proyecto carretero Poza Rica-Tampico, con el cual se busca incrementar la competitividad nacional, mejorando el flujo comercial a través de la frontera con los estados de Tamaulipas, Veracruz y Tabasco.

“Lo que representará una gran oportunidad para incrementar la actividad económica del país, debido a que la gran mayoría de los movimientos de mercancías entre México y los Estados Unidos de América se llevan a cabo por el autotransporte”, se expone.

Con una asignación de 200 millones de pesos, se planea continuar con los trabajos de modernización en 65 kilómetros, con lo que se mejorarán los niveles de servicio y con flujo comercial de bienes y servicios, detonando la actividad económica entre México y los Estados Unidos de América, la cual se ha visto afectada por la emergencia sanitaria que atraviesa el país.

El PPEF 2021 propone una asignación de recursos fiscales de 1,500 millones de pesos para el sector salud, de los cuales 1,383 millones corresponden al pago de los tres proyectos para prestación de servicios (Hospitales de Alta Especialidad del Bajío, Ixtapaluca y Ciudad Victoria).

Gran pendiente del sur 

El gran pendiente en la zona sur es la inversión destinada a la refinería Francisco I. Madero, señaló el presidente del Consejo de Instituciones Empresariales del Sur de Tamaulipas (Ciest), Jesús del Carmen Abud Saldívar.

​Dijo que desde 2019 se etiquetó una inversión millonaria para el centro refinador, pero hasta ahora no ha aterrizado, lo que abre, dijo, dos posibilidades “o no se tuvo el dinero o se ocupó para otra cosa”, por lo que espera que esta vez se inyecten y apliquen los recursos anunciados.

Manifestó Abud Saldívar, que la manera más efectiva es la refinería Francisco I. Madero, que de haberse cumplido los recursos, el panorama fuera muy diferente al que ahora se vive, pues lleva dos años sin notarse avance alguno.

“El gobierno federal debe poner a circular el dinero, por lo menos, en infraestructura; el ejemplo es la refinería Madero que lleva dos años esperando, donde no ejercieron recursos y que de haberlos hecho en tiempo y forma los beneficios quedarían en la zona y con esa derrama, la historia sería otra, pero no fue así, ya sea que destinaron los recursos a otras prioridades o porque no lo tuvieron nunca”.