Andrés Manuel López Obrador le recomendó al presidente Enrique Peña Nieto que no «se altere ni caliente» en este proceso electoral y de paso le «recetó» la medicina amlodipino… ante las molestias por el cambio que dice se aproxima.

En un video de más de un minuto en sus redes sociales, y en tono de burla, el aspirante presidencial de Morena afirma que este medicamento es bueno si se le sube la presión al primer mandatario, «además lo ayuda para el mal de ojo y otras molestias».

“Ahora que al presidente Peña le ha dado por indirectas, le he mandado a decir de manera respetuosa que se serene, que no se altere, que no se caliente, que no le haga caso a las encuestas”, señala mientras presume la caja de amlodipino.

“Ya es tiempo de que haya un gobierno honesto”, subrayó.

Además, manda un mensaje a sus opositores: “Y si están preocupados, nerviosos, con hipertensión, aquí está: amloalospinos”.

Sí existe el medicamento amlodipino

Aunque no lo crea, el fármaco amlodipino existe y se usa solo o en combinación con otros medicamentos para tratar la hipertensión y la angina (dolor en el tórax) y para el tratamiento de los ataques cardíacos.

Además, disminuye la presión arterial al relajar los vasos sanguíneos para que el corazón bombee de manera más eficiente.

La hipertensión arterial es una condición común y cuando no se trata, puede causar daños en el cerebro, el corazón, los vasos sanguíneos, los riñones y otras partes del cuerpo. El daño a estos órganos puede causar enfermedades del corazón, un infarto, insuficiencia cardíaca, apoplejía, insuficiencia renal, pérdida de la visión y otros problemas.

El amlodipino por lo regular viene envasado en forma de tabletas para tomar por vía oral y generalmente los médicos lo recetan una vez al día.