Luego de que el abogado del ex director de Odebrecht en México, Luis Alberto de Meneses Weyll, declarara que no hubo dinero por parte de esa empresa para la campaña de Enrique Peña Nieto, el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, ofreció declarar en este caso.

A través de Twitter, dijo desconocer las razones por las que Weyll, a través de su defensor, Carlos Kauffmann, está “declarando falsedades en relación a los apoyos económicos que hicieron en favor de la campaña presidencial de @EPN en 2012”.

El ex mandatario indicó que en 2012, siendo Peña presidente electo “realizó una gira por Sudamérica y uno de los puntos que visitó fue Sao Paulo en Brasil. Estando en esa ciudad estuvo en casa de Marcelo Odebrecht”.

“Ahí me llamó vía telefónica para solicitarme (instruirme) que acelerara todos los trámites y obras que el gobierno del estado de Veracruz tuviera pendiente para que Etileno XXI pudiera arrancar lo antes posible ya que él tenía un compromiso muy grande con estas personas”, sostuvo el ex priista.

Su compromiso, anotó, era “por el apoyo que había recibido para su campaña presidencial”, lo cual fue señalado por el ex director de Pemex, Emilio Lozoya, en la demanda que presentó contra EPN y Luis Videgaray.

Por ello, Duarte manifestó su “disposición de declarar todo lo que me consta en este caso ante la autoridad correspondiente SIN la necesidad de solicitar ningún criterio de oportunidad o beneficio alguno”.

“Lo hago simplemente con la intención de aclarar y apoyar en la investigación de este caso y sobretodo que se sepa la verdad”, finalizó.