Tijuana, BC (Agencias).-Se pedirá juicio político contra el secretario de la función pública, Virgilio Andrade, por el informe en relación con la casa blanca y se respaldará la propuesta del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de hacer lo mismo al gobernador de Veracruz, Javier Duarte por violaciones a derechos humanos y de los periodistas, aseguró quien será el coordinador parlamentario del PAN en San Lázaro, Marko Cortés Mendoza.

Detalló que serán los 109 diputados del PAN, quienes solicitarán dicho juicio político, debido a que consideran una burla la exoneración del conflicto de intereses del presidente de la república, por el tema de la casa blanca.

“Solicitaremos la creación de una comisión especial y camaral del congreso para investigar los hechos de corrupción y conflictos de interés, ante la actitud del gobierno de dar por cerrado este asunto”.

En ese sentido señaló que el nombramiento del fiscal especializado en delitos relacionados con hechos de corrupción debe ser inmediato, para que éste, sea el primer caso que atienda.

Agregó que respaldarán la solicitud de juicio político presentada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en contra del gobernador del estado de Veracruz, Javier Duarte, por violaciones graves a la Constitución General de la República.

“Particularmente a lo relativo a los derechos humanos y a los derechos de los periodistas. Tan solo en ese lugar han sido asesinados 15 trabajadores de los medios. Tres años le bastaron al nuevo PRI para mostrar su conocido y verdadero rostro, regresó el viejo PRI, el de la crisis, la impunidad, la corrupción y las frivolidades”.

Adelantó que durante la grosa del informe exhibirán “la incapacidad del PRI-gobierno para conducir al país”.

Como se recordará, el pasado viernes el secretario de la función pública concluyó que en la compra de la llamada «Casa Blanca» de la esposa del presidente Enrique Peña Nieto, Angélica Rivera, y la casa de Malinalco del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, no hubo conflicto de interés.

«Se determinó que no existe conflicto de interés, ya que ni el licenciado Enrique Peña Nieto ni el doctor Luis Videgaray Caso incurrieron en alguna acción parcial relacionada con las atribuciones legales que le corresponden, ni participaron de forma alguna en los contratos celebrados con el gobierno federal», aseveró Virgilio Andrade.

Dijo que la adquisición de ambas casas se realizó cuando el primer mandatario y el responsable de las finanzas públicas del país asumieron a sus respectivos cargos y además argumentó, tanto el presidente de la República como su colaborador no intervinieron en ningún proceso de otorgamiento de contratos.

Así, concluyó que, de acuerdo con las leyes mexicanas, no existe ningún conflicto de interés derivado de los contratos otorgados a las empresas de Juan Armando Hinojosa Cantú.

Explicó que las inmobiliarias que celebraron contrato de compra- venta con Angélica Rivera Hurtado y Luis Videgaray tienen como accionista Luis Armando Hinojosa Cantú, de ahí que se investigó a las empresas en las que es accionista. Así encontraron que tienen celebrados 22 contratos con el gobierno federal, a través de cuatro empresas vinculadas a Grupo Higa.

Respecto a la casa del presidente Peña Nieto en Ixtapan de la Sal, que adquirió a través de la inmobiliaria de Ricardo Arturo San Román, se concluyó que la empresa cuenta contratos distribuidos entre tres empresas vinculadas a San Román.

Andrade detalló que 13 de los contratos son de bienes y servicios y 20 de obra pública o servicios relacionados y representan el 0.017 por ciento de los contratos otorgados entre 2011 y el 31 de marzo de 2015.

«Esta secretaría, por conducto de las unidades administrativas competentes, determinó que no existió por parte del licenciado Enrique Peña Nieto responsabilidad en relación al artículo ocho de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos», dijo.