Ciudad de México.- A treinta y siete días de haberse registrado la primera muerte en México por el Coronavirus (COVID-19), el país ya superó las mil defunciones debido a la pandemia, pues anoche el Gobierno Federal reveló que en las últimas 24 horas hubo 99 víctimas, sumando en total mil 069 casos fatales.

Fue el 18 de marzo cuando un hombre de 41 años de edad, que residía en la Ciudad de México, se convirtió en el primer fallecido, estando en marcha la Fase 1 de alerta. Dos días después se registró el segundo deceso, otro masculino, de 74 años, en Durango.

Con el paso de los días el coronavirus dejó de ser un agente importado, es decir, los contagios dejaron de ser debido a las personas que llegaban infectados procedentes de otros países.

Debido a ello, el 24 de marzo las autoridades de Salud pusieron en marcha la Fase 2. Para esta etapa de la pandemia, comenzaron a ser más frecuentes los brotes de la enfermedad en personas sin antecedentes de viaje. Los casos confirmados empezaron a superar los cientos y la contención se convirtió en un asunto más complicado.

Entre las medidas solicitadas por el gobierno a los ciudadanos, tomó fuerza el aplicar la sana distancia, suspensión de eventos masivos y las concentraciones de personas en espacios reducidos así como optar por el aislamiento para evitar la propagación.

El pasado 7 de abril los números crecieron más y se reportaron 31 fallecidos, con ello se rebasó el centenar de víctimas, alcanzando 125.

Diez días después de aquella fecha, el 17 de abril, en suma ya se contabilizaban 546 muertes; de un día para otro hubo 60 víctimas mortales.

Anteayer, 21 de abril, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, decretó la Fase 3, pues los contagios cada día llegan más a las zonas rurales del país, además de proyectarse que los infectados y las muertes se contabilizan en miles.