Agencias.-  Una de cada 790 mujeres en nuestro país está en riesgo de fallecer por causas prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto y uno de cada 63 niños mexicanos no festejará su quinto cumpleaños.

Éstas, junto con otras estadísticas le dan a México el puesto 49 entre los 176 países tomados en cuenta por el Índice de maternidad del reporte Estado de las madres del mundo 2013, que publicó la ONG ‘Save the Children’ como parte de la conmemoración del Día de las Madres.

El Índice de maternidad analiza año tras año los mejores y peores países para ser madre en función de factores como el estatus educativo, económico, de salud y político de las madres, así como su capacidad para proveer el bienestar básico de sus hijos e hijas. Los resultados del índice están basados en información publicada por agencias internacionales como la UNICEF, el Banco Mundial, la OMS, UNFPA, UNESCO, UNDP, PARLINE y La Unión Interparlamentaria.

Los 10 peores lugares para ser madre se encuentran en la África subsahariana y sus condiciones son devastadoras, especialmente si se les compara con los 10 mejores lugares de la lista. Por ejemplo, el puesto más bajo del índice lo ocupa la República Democrática del Congo. Allí, una de cada 30 mujeres está en riesgo de morir debido a alguna complicación con el embarazo y el parto y uno en seis niños congoleses no alcanzan el quinto año de vida. En contraste, en Finlandia, quien obtuvo las más altas calificaciones de la relación, una en 12 mil mujeres se encuentra en riesgo de muerte relacionada con el embarazo y sólo uno de cada 345 niños fallecen antes de cumplir los cinco años.

En el caso de México el panorama parece haber mejorado, aunque poco, con respecto al Informe 2012. El riesgo a la mortalidad materna ha disminuido de 1 en 500 a 1 en 790; se estimaba que 1 en 58 niños menores de cinco años morían, frente a la cifra actual, que perfila 1 entre 63; y en el ámbito político, la nueva legislatura ha traído un incremento del 11 por ciento en materia de participación de las mujeres en el Congreso.
Este año la organización realizó también, por primera vez, un Índice de riesgo de bebés muertos durante el primer día de vida, que detalla las muertes al día, mes y cinco años de la vida de un niño, a lo largo de 186 países.

Las muertes en el periodo neonatal (el primer mes de vida) cobran el 43% de las muertes de niños menores de cinco años en el mundo, que en total aproximaron los 6.9 millones en 2011. En México, estas muertes equivalen al 61 % del total de los fallecimientos en niños menores a 5 años, que en 2011 sumaron 33 mil 800.

México también aparece en el listado de los 12 países en desarrollo que han hecho el mayor esfuerzo alrededor del mundo para reducir la muerte de recién nacidos desde principios de los años noventa. En 1990, por cada mil fallecían 17 bebés durante las primeras 24 horas, mientras que en 2011 murieron 7 de cada mil en el mismo periodo.

Las principales causas de estas muertes son tres: nacimiento prematuro, complicaciones durante el parto e infecciones.

Un dato curioso del informe: entre los países industrializados, Estados Unidos ocupa el primer lugar en muertes de bebés durante el primer día de vida (11 mil 300). Esta cifra representa 50% más que la suma de todos los demás países industrializados combinados.