CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por medio de un comunicado emitido por la Secretaría de Relaciones Exteriores, México reafirmó su enérgica condena a este nuevo lanzamiento, el cual, dijo, representa una amenaza a la seguridad de Japón y de esa región.

«Los lanzamientos de misiles de Corea del Norte, aunados al desarrollo de un programa militar nuclear, alteran la paz y la seguridad internacionales, constituyen una flagrante violación del derecho internacional y de múltiples resoluciones obligatorias del Consejo de Seguridad de la ONU, y obstaculizan los esfuerzos multilaterales para propiciar un ambiente de estabilidad y cooperación en la península coreana y en el noreste de Asia”.

Asimsimo, el gobierno de Enrique Peña Nieto reiteró que Corea del Norte tiene la obligación de cumplir con las resoluciones que el Consejo de Seguridad de la ONU ha adoptado desde 2006 en la materia, las cuales le exigen la suspensión de los lanzamientos con tecnología de misiles balísticos, de su programa nuclear militar y de cualquier otro acto de provocación.