Del 29 de noviembre al 3 de diciembre, México decomisó 19 mil 370 pasaportes en blanco de personas migrantes, documentos que fueron registrados en una base de datos sobre registros de viaje e identidad a nivel global, informó la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol).

“Uno de esos pasaportes fue detectado posteriormente en el aeropuerto internacional de la Ciudad de México, cuando se sorprendió a un ciudadano cubano procedente de Panamá que intentaba entrar en el país”, informó la organización mediante un comunicado.

Esta tarea fue resultado de la operación “Turquesa III”, dirigida por la Interpol en 34 países de la región, que tuvo como objetivo actuar contra el tráfico de migrantes y la trata de personas en todo el continente americano y que obtuvo la detención de 216 personas y la identificación de más de 10 mil migrantes irregulares procedentes de 61 países.

“Numerosos migrantes declararon haber pagado unas sumas exorbitantes para emprender el viaje, a menudo peligroso, entre países, y otras víctimas fueron objeto de una explotación continuada. En total, los agentes rescataron a 127 víctimas de trata de personas sometidas a trabajo forzoso y explotación sexual”, señaló.

De manera particular informó que durante la semana que duró la operación, un equipo coordinó las actuaciones del organismo desde la Ciudad de México y una unidad de apoyo propuesta por el Centro Regional Conjunto de Comunicaciones del organismo, en apoyo de la Comunidad del Caribe, fueron las encargadas de asuntos policiales y seguridad.

Tras reanudar Quédate en México, albergues señalan falta de condiciones
Los resultados se dan a conocer un día después de que se informara sobre la volcadura de un tráiler en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en el que viajaban 160 migrantes centroamericanos, accidente que cobró la vida de 55 personas y dejó 104 lesionados, noticia que ha sido conocida ya en todo el mundo.

Tráfico de menores

De acuerdo con la organización, una diferencia notable entre los resultados de la edición de la operación Turquesa de este año en contraste con ediciones anteriores fue el número de niños transportados a través de las fronteras para su explotación, a menudo sexual.

“México solicitó la publicación de cuatro notificaciones rojas de Interpol sobre personas sospechosas de trata de personas para su explotación sexual y de almacenamiento y publicación de imágenes de abuso sexual de menores”, informó.

Según la organización, todas las víctimas identificadas fueron acogidas a un régimen de protección y recibieron asistencia internacional.