CIUDAD DE MÉXICO.- México es considerado el país más católico del mundo, pero en las últimas décadas ha vivido un cambio y una transformación acelerada de diversidad religiosa, de acuerdo con el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS).

Durante la presentación de la Encuesta Nacional sobre Creencias y Prácticas Religiosas en México 2016, destacó que 4.9 % de los encuestados aseguraron no pertenecer a una religión y 10.4 % aseguró haber cambiado o dejado su religión.

Entre los argumentos presentados por los entrevistados que aseguraron no practicar alguna religión es porque se consideran «libre pensadores» y que todas las religiones son falsas.

El porcentaje de creyentes que ha cambiado o abandonado su religión predomina entre los católicos con 57.1 %; el segundo lugar lo ocupan los testigos de Jehová con 11.2 %.

Los encuestados señalaron que su religión ya no les satisfacía y por ello la cambiaron o la dejaron.

Las personas que se identifican y practican alguna religión reconocieron que son creyentes por tradición en 41.8 %.

La creencia por convicción registró 28.3 %; creencia a su manera 17.9 % y creencia practicante 5.3 %.

«Existen actualmente muchos cambios, muchos reacomodos, muchas recomposiciones al interior del catolicismo», señaló Renée de la Torre Castellanos, investigadora del CIESAS.

«Los católicos son a su vez cada vez más católicos a su manera, distantes de la institución, alejados de los dogmas, de los valores, de las normas e incluso están, de alguna manera, rehabilitando otras formas de creer y de prácticas muy diferentes a las que la jerarquía católica está planteando», agregó.

Datos

Según el Censo de Población y Vivienda 2010:⇒ 82.7 % de la población aseguró ser católica.

⇒ El segundo lugar lo ocupan las creencias evangélicas.

⇒ La Red de Investigadores del Fenómeno Religioso en México (Rifrem) realizó una serie de entrevistas a 3 mil personas mayores de edad en México.