CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el personal de salud que se ha contratado para hacer frente a la pandemia de Covid-19 en México, se quedarán en sus puestos, además recordó que para aumentar el número de médicos especialistas su gobierno ofrecerá 30 mil becas cada año, en las que se destinarán entre 8 y 10 mil millones de pesos.

“El compromiso es la contratación de médicos y enfermeras, por estas circunstancias de la pandemia por covid, pero se van a quedar, porque habían faltantes, no teníamos los médicos ni las enfermeras necesarias antes de covid, esto lo constatamos en la gira por los 80 hospitales de IMSS Bienestar, de los 3 hospitales en Yucatán no había pediatra y no se puede continuar así”, dijo.

En conferencia de prensa, el mandatario aseguró que en su gobierno aumentará la capacidad para que médicos estudien una especialidad en el país e implementará una beca para que cada año 30 mil médicos lo hagan en el extranjero.

“Vamos con el plan de 30 mil becas para especialidades, 8 o 10 mil millones de pesos es lo que vamos a destinar cada año para mantener estos 30 mil becados, vamos a dejar ese legado de especialistas que no nos vuelva a suceder lo mismo, sino es por el aplanamiento de la curva epidémica hubiésemos tenido un grande problema porque no tenemos especialistas, no hay que olvidar que la política neoliberal apostó por privatizar la educación y nos dejaron sin médicos y especialistas y eso ya no puede seguir sucediendo”, comentó.

Agregó que se atenderán las peticiones de los profesionales de la salud y mencionó que durante este año al presupuesto otorgado al sector salud se sumó la cantidad de 40 mil millones de pesos.

“Todo esto nos ha permitido levantar el sistema de salud, los expertos nos dirán qué se va a hacer con los hospitales que ahora están dando servicio por la pandemia, porque muchos se adaptaron con ese propósito, ahora, es adaptarlos para dar servicio, atender a todos los pacientes porque hacían falta hospitales, servicios y especialistas. La decisión que hemos tomado es la de no rechazar a nadie y ampliar la posibilidad para que los médicos estudien una especialidad, si es posible el doble de los que se admitían en México y el resto, que son en promedio 30 mil, serán becados al extranjero”. (El Universal)