México (Agencias).- Luego de que el Presidente Enrique Peña Nieto dijera durante el aniversario de su partido, el Revolucionario Institucional, que si en 2018 no gana el PRI, el país estaría en riesgo de “sufrir un retroceso”, el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, dijo que los priistas están nerviosos porque temen el triunfo de su partido en 2018.

López Obrador sostuvo que Morena quiere regresar al pasado en algunos rubros, como en el ferrocarril, privatizado durante la gestión del ex Presidente del PRI Carlos Salinas de Gortari; o en erradicar la reforma energética, para que el petróleo “vuelva a ser del pueblo y de la nación”.

“Todo depende de cómo se le quiera ver, antes había trenes, ferrocarril, ahora hay ruina, porque todo lo han entregado a particulares y extranjeros”, aseguró Andrés Manuel López Obrador.

El presidente del CEN de Morena manifestó “aseguran que estamos buscando que se revoqué la reforma energética, ¡claro, debe ponerse a consideración del pueblo, se debe preguntar!”.

Arremetió en contra de los integrantes de la “mafia del poder”, pues asegura que “son tan desvergonzados que han llevado al país a la ruina, han empobrecido al pueblo, porque se han dedicado a saquear y no quieren que haya un cambio en beneficio de la gente, quieren que México se siga hundiendo”.

Durante la ceremonia del 88 aniversario del PRI, Peña Nieto sostuvo que un triunfo de la oposición en las elecciones de 2018 podría representar un riesgo para el país, aunque no habló de ningún partido en específico.

“Lo que está en juego es mucho más que una elección es, literalmente, el futuro de México”, agregó el mandatario mexicano, cuya popularidad está en su peor nivel histórico.