Toluca, Mex. (Agencias).- El gobernador del estado de México, Eruviel Ávila Villegas, confirmó hoy la muerte de cuatro personas, entre ellas un bebé de 45 días de nacido, producto de las lluvias y granizadas que azotaron este domingo varios municipios del valle de México.

A decir del mandatario, en algunas zonas del Valle de México, como en Coacalco, ayer se registraron 53 milímetros de lluvia, durante 50 minutos, lo que representa tres veces más la capacidad del drenaje municipal para desalojar aguas.

En otros municipios, como Ecatepec, fueron 28 milímetros de lluvia, considerada también como algo atípico.

Eruviel Ávila llamó a los mexiquenses que radican en el Valle de México y Valle de Toluca, y a los presidentes municipales, a tomar previsiones, pues esta tarde se pronostican lluvias más intensas.

Esta mañana, las labores de limpieza en varias colonias de Coacalco, Tultitlán y Ecatepec continúan, para restablecer la normalidad cuanto antes.

El gobierno del estado reportó que ayer 95 viviendas fueron afectadas en su interior; 65 en Coacalco; 20 en Ecatepec y 10 más en Cuautitlán.

Además se cayeron 35 árboles y dos espectaculares, y 24 autos sufrieron daños considerables.

Sobre las víctimas por las lluvias, las autoridades informaron que dos murieron en Coacalco; una más en Ecatepec, –al parecer un indigente— y un bebé en Huixquilucan.

Sobre este ultimo se detalló que una familia tuvo un accidente vehicular, pues por la lluvia el padre perdió el control de auto, cayó al Río el Borracho, en Huixquilucan, y ahí pereció el bebé. El papá, la mamá y un niño de 5 años, sobrevivieron.

grani1

grani3

grani4