México, Cd. de México.- Proporcionar cuidados paliativos con humanismo y dignidad, a pacientes graves o en fase terminal, a fin de aliviar su sufrimiento, y acompañar a sus familiares en el difícil proceso, es una prioridad del programa PALIATIVISSSTE, en el cual enfermeras y enfermeros tienen un rol preponderante, puntualizó el Subdirector de Prevención y Protección a la Salud del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Miguel Ángel Nakamura López.

Al participar de manera virtual en la inauguración del 2° Diplomado de Cuidados Paliativos en Enfermería, dijo que en la emergencia sanitaria por COVID-19 el acompañamiento que brinda el personal de enfermería del ISSSTE es fundamental en brindar cuidados paliativos a pacientes y apoyar a los familiares para que sobrelleven esta situación de alto estrés.

Con la representación del Director General, Luis Antonio Ramírez Pineda, Nakamura López, aseguró que “en el ISSSTE tenemos claro que la calidad en salud no sólo es hacer las cosas como se debe sino también, es hacerlas con humanismo, profesionalismo y anteponer ante todo la dignidad del paciente y su familia; lo que aplica a los cuidados paliativos”.

Por su parte, la Directora de la Unidad de Profesionalización y Escuela Nacional de Enfermería e Investigación (UPyENEI), María Guadalupe Jara Saldaña, subrayó que la capacitación en este tema es muy relevante en tiempos de pandemia, donde hay una compromiso de prevenir y aliviar el sufrimiento humano, así como de brindar la mejor calidad de vida posible a cada persona, aún en al final de su vida.

Precisó que los cuidados paliativos forman parte de una atención integral de la salud, continua e individualizada, que atiende no sólo aspectos físicos de pacientes y familiares, sino también emocionales, espirituales y sociales; apoyando la autonomía, y respetando la dignidad del enfermo.

Galería