Ciudad de México.- El Infonavit se caracteriza por el “fraude” en contra de sus derechohabientes al vender las carteras vencidas a despachos jurídicos aun cuando muchas de ellas ya estén pagadas, denunciaron afectados.
Marco Antonio Acosta Pérez, de 55 años de edad, es una de las miles de víctimas del Infonavit que ahora tienen que tocar todas las puertas del instituto y fuera de él para comprobar que ya pagó su crédito y que no tiene por qué pagar un segundo sacado de la manga del organismo tripartita.
Marco Antonio Acosta Pérez explicó a Diario BASTA! que en 1996 obtuvo un crédito del Infonavit para adquirir el departamento ubicado en la colonia la Cañada, municipio de Tultitlán, Estado de México. Desde entonces, agregó, empezó a pagar las mensualidades terminando de pagar el crédito en 2008, inmediatamente después le fueron liberadas las escrituras.
Sin embargo, detalló que a los pocos meses le empezaron hablar del despacho jurídico SENDERE con el argumento de que debía un crédito otorgado por el Infonavit por más de 127 mil pesos más intereses acumulados.
Explicó que después de ese aviso acudió a las oficinas del instituto de vivienda en Tlalnepantla, de ahí lo mandaron a Barranca del Muerto y le informaron que el organismo vendió toda su cartera vencida a ese despacho jurídico con el cual tenía que arreglarse.