Estamos cumpliendo la transformación de todos los servicios de salud en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), no sólo invirtiendo en equipo e insumos médicos, sino en la capacitación y participación del personal, por ello impulsamos el programa “Sin contaminación visual, nos vemos mejor”, el cual busca renovar la imagen de clínicas y hospitales para mejorar la atención a la derechohabiencia, informó el director general, Luis Antonio Ramírez Pineda.

El presidente Andrés Manuel López Obrador nos ha instruido a cambiar el modelo de atención que recibimos y que permaneció abandonado por más de 20 años, no sólo con la inversión de recursos, sino consolidar un proyecto que involucre a las y los trabajadores, puntualizó.

Durante la supervisión de la Clínica de Medicina Familiar (CMF) “Revolución” en la Ciudad de México y acompañado del director Normativo de Administración y Finanzas, Jens Pedro Lohmann Iturburu; el presidente del CEN del SNTISSSTE, Luis Miguel Victoria Ranfla, y la subdirectora de Atención al Derechohabiente, Vanessa Prieto Barrientos, Ramírez Pineda destacó que la campaña “Sin contaminación visual, nos vemos mejor” permite generar un ambiente más agradable, limpio y sobre todo, espacios dignos para dar un mejor servicio.

Además, el exceso de carteles, avisos, periódicos murales, entre otras cosas, impedían que la información al derechohabiente se transmita de forma adecuada. Por ello, arrancamos con este programa piloto en esta CMF, el cual elimina la contaminación visual y es un impulso para mejorar la atención.

Por su parte, Lohmann Iturburu detalló que en coordinación con la Dirección Normativa de Salud se han ido definiendo las acciones concretas para subsanar los reclamos que con justa razón realiza la derechohabiencia.

Recordó que a finales de año se terminarán de equipar y rehabilitar las unidades médicas que entraron en el programa de mejoramiento y reforzamiento.

En su participación, la subdirectora de Atención al Derechohabiente, Vanessa Prieto, aseguró que la campaña “Sin contaminación visual, nos vemos mejor” surgió como producto de las supervisiones que se realizan en las unidades médicas, con el fin de detectar áreas de oportunidad para fortalecer el servicio.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación visual puede afectar nuestra salud de manera considerable, ya que 40 por ciento de quienes habitan una oficina con cosas desagradables o saturada de información, tiende a sufrir depresión.

Hemos detectado, dijo, que en las unidades médicas donde se ha implementado esta campaña, hay un ambiente más agradable y limpio. Además, en coordinación con la Unidad de Comunicación Social, se diseñó un Manual de Identidad Gráfica para Clínicas de Medicina Familiar que servirá como base, para que éstas puedan homologar sus áreas de atención y cuenten con un mejor logro de objetivos.

Prieto Barrientos señaló que otro importante objetivo es que el programa que inicio el lunes 13 de septiembre, sea permanente, por lo que se designarán responsables en cada unidad para su cumplimiento.

Hasta el momento, el director general del ISSSTE ha supervisado las unidades médicas de “Ermita”, “Naucalpan”, “Oriente” y “Revolución”, sin embargo el programa se aplicará en todo el país.

Galería