México, 3 de abril.- La cervecera holandesa Heineken anunció este viernes el cierre este 5 de abril de sus siete plantas en México, tras la emergencia sanitaria decretada en el país por la pandemia de COVID-19.

“Confirmamos que nuestras operaciones de distribución concluirán el próximo 5 de abril, en total alineación con las recomendaciones señaladas por nuestras autoridades”, informó Heineken México en un comunicado.

Anoche Grupo Modelo anunció que el domingo completará el proceso de suspensión de sus operaciones de producción y comercialización de cerveza.

Por su parte la decisión de Heineken aplica para la producción y distribución de cerveza en las 7 plantas que tiene la firma en el territorio nacional y en las que se emplean 16 mil personas, puntualizó.

Según Heineken México, de esta manera reafirma su cumplimiento con el acuerdo por el que se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria generada por el coronavirus.

“Asimismo, estamos ejecutando un plan para reducir nuestras operaciones en plantas al mínimo, salvaguardando el cuidado al medio ambiente y con el único objeto de evitar efectos irreversibles que pudieran imposibilitar la reactivación de nuestra actividad económica”, apuntó el texto.

Para calmar a los consumidores, esta cervecera de origen holandés y con 130 años en México agregó: “Les informamos que podrán seguir adquiriendo nuestros productos en existencia, en puntos de venta y en apego a las disposiciones que dicten las autoridades correspondientes”.

La compañía tiene una decena de marcas que comercializa en México y son muy populares. Entre estas; Tecate, Dos Equis, Indio, Sol, Amstel Light, Bohemia, Noche Buena, Carta Blanca y Superior.

El anuncio de Heineken se suma al de Grupo Modelo, que en la noche del jueves informó que a partir del 5 de abril completará la suspensión de la producción y comercialización de cerveza.

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador decretó el lunes la emergencia sanitaria por COVID-19, que obliga a frenar todas las actividades económicas excepto las consideradas esenciales hasta el 30 de abril.

El decreto considera esenciales la producción y distribución de “alimentos y bebidas no alcohólicas”, por tanto, a la práctica quedaría prohibida la producción de bebidas con alcohol, aunque ninguna cervecera había anunciado oficialmente el paro de sus actividades.

Según recogen redes sociales, la falta de cerveza en establecimientos e incluso los rumores en algunos estados de la aplicación de ley seca ha llevado a algunas “compras de pánico” en algunos lugares de México, país donde la cerveza es enormemente popular.