Autoridades confirmaron la localización de los menores que presuntamente ayudaron en el secuestro del niño Dylan, el 30 de julio pasado en un mercado de San Cristóbal de las Casas.

Según las investigaciones, los menores habrían sido manipulados por la responsable de este rapto al decirles que Dylan era su hijo y éste se negaba a irse con ella por lo que les ofreció dinero para que se lo entregaran.

El Fiscal General de Chiapas, Jorge Llaven Abarca, detalló a la prensa que los menores fueron localizados en un domicilio del municipio indígena de Zinacantán, a unos 20 minutos de la ciudad de San Cristóbal de las Casas.

Los menores declararon que la mujer que les pidió ayuda habla la lengua tzotzil, por lo cual ha pedido a alcaldes de los municipios cercanos apoyar el operativo de búsqueda en sus comunidades.

Llaven Abarca expresó que las autoridades han podido establecer con ayuda de cámaras de video vigilancia que la mujer tomó un taxi ya con Dylan en sus manos.

En este transporte, se dirigió a una tienda departamental en la zona norte de San Cristóbal de las Casas para luego alcanzar un sitio de transporte con destinos a municipios vecinos de esta ciudad, explicó el fiscal.

Dylan lleva 35 días desaparecido y su madre Juana Pérez, indígena tzotzil, dijo a las autoridades que el niño fue sustraído mientras ella trabajaba en el mercado del sur, en San Cristóbal de las Casas.

Las autoridades se han comprometió a no escatimar recursos y esfuerzos para dar con el paradero del menor y trabajar de manera coordinada con los familiares de la víctima y con las autoridades federales, estatales y municipales.

Asimismo, han ofrecido una recompensa de 600 mil pesos a quien proporcione información para la localización de una mujer que participó en la desaparición de un menor y para dar con el paradero de la víctima.

También ofrecieron una recompensa de 300 mil pesos a quien proporcione información relevante y útil para la localización de la presunta secuestradora.