CIUDAD DE MÉXICO .- Las autoridades mexicanas estarían investigando al ex presidente Enrique Peña en el marco de sus indagaciones sobre los casos Odebrecht y Agronitrogenados, los que involucran a Emilio Lozoya, el ex director de Pemex detenido la semana pasada en España, reportó Wall Street Journal.

De acuerdo con un “ex funcionario” entrevistado por el diario neoyorquino, “la Fiscalía General de la República tiene evidencia que la corrupción de Lozoya en Agronitrogenados y Odebrecht alcanza el más alto nivel”, en referencia al ex mandatario; sin embargo, dicha fuente precisó que “la extradición y confesión de Lozoya son elementos que determinarán si el ex presidente es imputado en el futuro”.

El artículo señaló que la FGR sigue la pista de los sobornos que Lozoya cobró durante un sexenio “marcado por escándalos de corrupción generalizada”.

“Si Peña Nieto estuviera imputado, sería la primera vez que un presidente mexicano enfrente cargos de corrupción ante la justicia”, resaltó la nota, firmada por los reporteros Juan Montes y José de Córdoba, quienes agregaron: “En cualquier caso, es poco probable que los cargos se den en el corto plazo, ya que tan sólo la extradición de Lozoya podría tardar varios meses”.

En la nota, el WSJ aseveró que “Lozoya es un príncipe en la dinastía política que rodeó el antiguo partido en el poder, el PRI, que gobernó México durante la mayor parte del siglo 20, y que regresó al poder con Peña Nieto en 2012 (…) el padre de Lozoya fue secretario de Energía (en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari) y su abuelo fue gobernador de Chihuahua”.