México, Ciudad de México

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) arrastra una deuda de los estados de más de 68 mil millones de pesos, derivado de la falta de entrega de las cuotas y aportaciones de los trabajadores, por ello es importante la regularización por parte de los gobiernos estatales porque permitirá al organismo tener más ingresos para ir mejorando los servicios de salud y que no se interrumpa el otorgamiento de las 21 prestaciones económicas y sociales a las que tienen derecho las y los empleados públicos, señaló el director general, Luis Antonio Ramírez Pineda.

Al calificar como trascendental la decisión del Senado de la República de reformar la Ley General de Responsabilidades Administrativas que considera como falta grave no entregar las cuotas del ISSSTE que descuentan a los trabajadores, Ramírez Pineda dijo que de esta manera habrá certeza, certidumbre, claridad y transparencia de que el Instituto va a recibir las aportaciones que realizan los servidores públicos, al mismo tiempo desincentivará a los funcionarios estatales a que los usen el recurso o lo desvíen para otros fines; lo cual evidentemente ahora ya es ilegal.

“Nosotros aplaudimos enormemente ese trabajo de los legisladores, sobre todo porque es una iniciativa de Ley que viene de la Cámara de Diputados y esto obviamente nos fortalece mucho como Instituto y estamos muy agradecidos con el Congreso de la Unión”, dijo.

Ramírez Pineda informó que esta administración ha logrado concretar 11 convenios con gobiernos estatales para el pago de aproximadamente 11 mil millones de pesos que permiten  dar mayor estabilidad y certidumbre, por una parte al ISSSTE porque sabrá cuánto dinero irá recibiendo mensualmente por el pago de la deuda y, a los estados,  el monto que tiene que entregar al mes.

“Lo más importante es que no se interrumpan las prestaciones de los trabajadores del ISSSTE. Nos ayuda como Instituto porque vamos a tener más ingresos que nos permitan ir mejorando los servicios de salud, por ejemplo, el día de hoy nosotros estamos haciendo un levantamiento de las necesidades médicas que hay en cada unidad que tenemos en todo el país y para eso se requiere dinero y ese dinero es parte de las pocas aportaciones que los trabajadores dan al ISSSTE y entonces muchas veces nos vemos nosotros también imposibilitados de poder hacer más eficaces en atender alguna demanda de mantenimiento, conservación o de obra, porque si no tenemos ese recurso, nos cuesta trabajo a nosotros atender esto de manera inmediata”, subrayó.

 

Además, les da cien por ciento de tranquilidad a los trabajadores porque sabrán que sus cuotas ingresan directamente a su Afore o pensión; no tener ningún problema para acceder  al crédito para la vivienda y, si necesitan un crédito personal lo podrán tramitar, acotó.

“Hoy lo que sucede es que a veces hay trabajadores que se les niega su crédito porque el ISSSTE no identifica sus aportaciones; no tiene registradas sus cuotas y eso hace, obviamente, que el trabajador se irrite, se ponga de mal humor, desconfíe con justa razón, porque le descuentan su cuota y aportación en la nómina cada 15 días y esa cuota que debía ingresar a la cuenta del ISSSTE se desvía para otro fin. Esto evidentemente va a ayudar a llevar a certeza al trabajador y que al final de cuentas es lo que más nos importa”, subrayó.

Indicó que actualmente Guerrero debe al ISSSTE 14 mil millones de pesos y la única forma para regularizar es lograr un convenio de colaboración que permita darle al trabajador, por una parte, la certeza de que ese recurso se entregará al organismo y éste tener la seguridad de que recibirá los montos mensualmente.