Ottawa (Agencias).- El término ‘populismo’ abrió el debate durante la Cumbre de Líderes de América del Norte, que reunió a los mandatarios de Canadá, México y Estados Unidos.

Durante un mensaje que ofrecieron Justin Trudeau, primer ministro de Canadá; Enrique Peña Nieto, presidente de México, y Barack Obama, presidente de Estados Unidos, la prensa les preguntó sobre las próximas elecciones de Estados Unidos a celebrarse en noviembre e inevitablemente el nombre apareció aunque de forma fantasmal: Donald Trump.

Peña Nieto dijo que su gobierno será respetuoso de lo que ocurra en las elecciones estadounidenses aunque declaró que hay actores políticos que recurren al populismo y la demagogia para vender eventuales soluciones a los problemas de un país.

“Vivimos frente a una realidad que es este mundo global y en este mundo se presentan en distintas partes actores políticos, liderazgos políticos que asumen posiciones populistas y demagógicas pretendiendo eliminar o destruir lo que se ha construido”, sentenció el mandatario mexicano.

Al concluir Peña Nieto su declaración Barack Obama tomó la palabra y respondió que hay que tener más cuidado con el término “populista”, porque incluso él se considera como uno. Señaló que el “populismo” es apoyar al pueblo y pensar en la clase trabajadora. Reconoció que Bernie Sanders, exaspirante a la candidatura del partido Demócrata a la presidencia de los Estados Unidos, es un populista porque siempre ha luchado por los pobres.

Señaló que por esta razón Donald Trump no es un “populista”, porque no ha mostrado ningún respeto por los trabajadores y nunca ha luchado por una justicia social.

Trudeau, por su parte, señaló que está en la disposición de trabajar con aquella persona que el pueblo estadounidense elija como presidente.

Esta nota contiene video: