Tuxtla Gutiérrez (Agencias).- Luego de 11 días estar en paro indefinido, maestros y policías estatales  volvieron a enfrentarse en la salida oriente de Tuxtla Gutiérrez, cuando pretendían bloquear las entradas que comunican a la capital del estado.

En la refriega, los policías estatales y federales lanzaron gases lacrimógenos para replegar al magisterio chiapaneco, el cual se opone a la reforma educativa.

En respuesta los maestros de la CNTE lanzaron piedras y palos para replegar a cientos de efectivos del orden estatal y federal.

Durante los 11 días de movilizaciones, se han registrado tres enfrentamientos entre fuerzas estatales, normalistas y maestro de la CNTE, que se oponen a la reforma y a la aplicación de la evaluación educativa.

Tuxtla Gutiérrez se ha convertido en un campo de batalla donde se disputan centros comerciales, gasolineras, subsecretarías de educación, plazas comerciales y edificios del gobierno.