Ciudad de México, El director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), Pedro Zenteno Santaella, anunció que el reto fundamental radica en lograr la transformación del instituto, no permitiendo la corrupción, mejorando el suministro de insumos y garantizar el abasto de medicamentos, renovar la infraestructura, recuperar los servicios integrales y, sobre todo, profesionalizar y humanizar el trato hacia los 13.5 millones de derechohabientes, como prioridades en los próximos tres años.

Tenemos el firme compromiso de cumplir la instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador, de asegurar el derecho de la salud y limpiar al organismo para retomar la capacidad resolutiva, porque de todas las instituciones del sector Salud ha sido la más olvidada, golpeada y con mucha corrupción. Vamos a dar el servicio que merece la derechohabiencia, comentó.

A cinco días de haber asumido la dirección general del Issste, Zenteno Santaella anunció que en breve recorrerá la mayor parte de las mil 145 unidades médicas que tiene el instituto en todo el país.

“Trabajamos a ras de tierra, nos gusta ir a los centros de trabajo, a los hospitales, porque vamos a escuchar a dos fundamentales actores: los amos y señores del instituto que son los derechohabientes, y a los médicos, enfermeras y trabajadores operativos. Los queremos escuchar. Sabemos que no tenemos la varita mágica, pero con sentido común, juicio práctico y con honestidad va a alcanzar el recurso para ir renovando este gran instituto que ya tiene más de 60 años.”

Destacó que en su gestión doblará las horas de trabajo para que a mitad del camino de la administración del Gobierno de México, se logre establecer un modelo preventivo sobre el curativo, porque pareciera que si no hay enfermos no hay negocio y no es así. Un Estado debe mantener la salud de su población para que las nuevas generaciones tengan mejores condiciones de vida. Recordemos que hay dos grandes pilares en el mundo: la educación y la salud, indicó.

Remarcó que habrá “cero corrupción; vamos a ser totalmente radicales porque la corrupción en el sector Salud es criminal porque está en juego la vida de seres humanos”. Además, se homologarán las guías de prácticas médicas para orientar bien las compras consolidadas y la demanda correspondiente.

Al establecer que conoce las entrañas del Issste, dijo que la nueva política laboral se desarrollará de manera eficaz en beneficio de las y los derechohabientes para que se sientan atendidos con humanismo y profesionalismo porque no son un expediente ni un folio.

Pedro Zenteno subrayó que, al recuperar la capacidad resolutiva del instituto, “mejoraremos sus instalaciones y ya tendremos una ruta para poder construir nuevos hospitales, sobre todo en aquellos estados que tienen una situación muy crítica como Guerrero, Oaxaca, Sonora, Tamaulipas, Sinaloa y Jalisco. No se les ha realizado el mantenimiento adecuado, o sencillamente el número de derechohabientes ha crecido de manera exponencial, y [las instalaciones] ya no responden a la necesidad real de nuestros afiliados. Eso lo tenemos que revisar con mucha claridad y objetividad, en coordinación con los médicos”, acotó.

Luego de agradecer la confianza del presidente López Obrador para encabezar los destinos del Issste, Zenteno Santaella reafirmó su compromiso con la Cuarta Transformación del país. Tenemos que garantizar el derecho humano a la salud. Eso tiene que ver con tres cosas sustantivas y fundamentales: uno, el abasto de medicamentos e insumos para la salud; dos, instalaciones de primera, y tres, un servicio humanista de nuestros trabajadores.

El director general indicó que, a partir del manejo eficaz de la pandemia, el Issste y todo el sector Salud está preparado para enfrentar la llamada cuarta ola de COVID-19, sobre todo porque 85 por ciento de la población ya tiene el esquema completo de vacunación o al menos una dosis, lo cual ayuda a enfrentar la enfermedad con mayor tranquilidad porque ya tenemos anticuerpos y defensas que evitan desenlaces fatales. Estaremos atentos a lo que la Secretaría de Salud dictamine para apoyar y no tener sorpresas.

Finalmente, dijo que motivará a los trabajadores para que sea de primer nivel como ha sucedido durante muchos años, e hizo un llamado a que se sientan respaldados porque recibirán las herramientas necesarias para dar servicio y como equipo rescatar al instituto de seguridad social más importante en Latinoamérica.