El canciller hizo la denuncia hablando sobre Edward Snowden durante una rueda de prensa este martes 2 de julio. «Estamos infiltrados por todos lados», dijo, y añadió que «pedirá explicaciones» al país que puso el micrófono.

El micrófono fue hallado en el despacho del embajador Juan Falconí durante la visita de Patiño a Londres, comentó. Patiño dijo que no puede asegurar su origen y prometió dar más detalles el miércoles.

El ministro denunció también que algunas comunicaciones internas del Gobierno, como correos electrónicos, están siendo publicados por varios medios.

Como ejemplo de ello puso la carta de Edward Snowden a Rafael Correa. La carta fue divulgada por la prensa antes de que la recibiera el presidente, dijo.