México, DF. (Agencias).- Familiares y padres de personas desaparecidas cumplen su sexto día en huelga de hambre frente a la sede de la Procuraduría General de la República (PGR), y aseguran que el procurador Jesús Murillo Kara les ha mandado decir que «está muy molesto» por la instalación del campamento en el cual diez personas cumplen ya seis días en huelga de hambre.

Gerardo Sánchez, encargado de logística en el campamento, informó que el subprocurador de Derechos Humanos de la PGR, Ricardo García Cervantes, se ha reunido en dos ocasiones con los manifestantes, «y en ellas nos ha dicho lo molesto que está el procurador y que la PGR no responderá por nuestra salud o lo que nos ocurra.

«Aún no nos han cumplido ninguna de nuestras demandas que consisten en un encuentro con el presidente Enrique Peña Nieto, y que nos den a conocer los avances de las investigaciones de nuestros familiares».

En el campamento que se instaló en la lateral de Paseo de la Reforma, justo frente a la entrada principal del edifico sede de la PGR, se han colagdo fotografías con los nombres, fechas de desaparición y algunos otros datos que pudieran llevar a la identificación de sus familiares.