Las autoridades sanitarias en México establecieron que en próximos días el país entrará a la Fase 3 por coronavirus, por lo que es importante estar preparados.

Ante ello, se han ido adquiriendo no sólo los insumos necesarios para hacer frente a la etapa más crítica, también para las posibles muertes masivas por COVID-19.

Por ejemplo, en La Paz, Baja California Sur, la directora de Panteones, Carmen Benítez, informó que se abrirá un nuevo crematorio y están a la espera de que llegue un nuevo horno para que esté funcionando en los próximos días.

Por su parte, la CDMX publicará en la Gaceta Oficial un protocolo de ayuda para gastos funerarios, incineración y uso de cementerios. En este sentido, la Secretaría de Inclusión y Bienestar Social capitalina informó que sólo falta formalizar los convenios de colaboración con casas funerarias para proporcionar el servicio.

Asimismo, Sergio González, el secretario de Salud de Durango confirmó que ya se adquirieron bolsas para cadáveres. Comentó que ya cuentan con un stock de material listo para usarse, “pero ojalá no se llegue a eso. Hay que pensar en solucionar el tema y echar para adelante”, dijo en videoconferencia.

La Oficialía Mayor de Hidalgo publicó en días recientes, en su Periódico Oficial la convocatoria a la licitación pública para la adquisición de 1,760 bolsas para cadáveres adultos e infantiles. Ésta consiste en 950 bolsas para cuerpos de adultos, elaboradas con resina de cloruro de polivilino y 810 bolsas infantiles con las mismas características, 42 biodegradables destinadas a residuos peligrosos y 42 para residuos sólido-biológico infecciosos de baja densidad.

Otro ayuntamiento que ya se prepara ante la posibilidad de muertes masivas por la pandemia es Querétaro, cuya Secretaría de Servicios Públicos local informó que pondrá a disposición criptas para víctimas del COVID-19.

Una vez que se autorice, se pondrán a la venta 1,024 lugares que fueron construidos en el Panteón Cimatario entre noviembre y diciembre.

También, las autoridades de Culiacán, Sinaloa, buscan un terreno con al menos 1,000 espacios para fallecidos por el virus.

Por otro lado, en Matamoros, Tamaulipas, se alista una fosa común para depositar de manera temporal cadáveres, en caso de que las muertes por coronavirus se disparen. Esta semana comenzaron los trabajos de excavación y preparación de tumbas en el panteón municipal de la Santa Cruz.

De igual manera, Hipólito Rodríguez, presidente municipal de Xalapa, Veracruz, dio a conocer que ya trabajan en la ampliación de cementerios por si se requieren más espacios,

Además, el gobierno de Oaxaca adquirió 200 bolsas herméticas para las víctimas por COVID-19.

Hasta ayer, la Secretaría de Salud (SSa) anunció, en su conferencia de prensa diaria en Palacio Nacional, que van 5,399 casos de coronavirus confirmados en México. Además, incrementó la cifra de decesos a 406.

Lo anterior significó un aumento de 385 pacientes confirmados más y hasta 74 fallecimientos extra, el pico más grande de los contagios por el momento.

Los territorios donde han encontrado más de 250 pacientes con coronavirus y hasta 500 como máximo son Baja California (412 positivos), Sinaloa (261) y después Puebla (276).

Al norte destaca Coahuila con 194 casos positivos, 920 negativos, 911 sospechosos y un total de 12 fallecimientos.

Por su parte, Nuevo León rebasa los 136 contagios positivos, 1634 negativos, 1919 sospechosos y un total de 5 muertes. Les siguen Baja California Sur, Jalisco, Yucatán e incluido Tabasco.