CIUDAD DE MÉXICO.- Dirigentes del PAN también fueron blanco de espionaje a través de intentos de infección a celulares con el programa espía Pegasus, el cual sólo se vende a agencias gubernamentales.

El laboratorio canadiense Citizen Lab, que hace dos semanas acreditó espionaje en contra de activistas y periodistas mexicanos, confirmó ayer en un informe que hubo intentos de espionaje en contra del presidente nacional panista, Ricardo Anaya, y de su vocero, Fernando Rodríguez Doval.

Los panistas recibieron mensajes de texto con enlaces maliciosos entre junio y julio de 2016, y, entre los objetivos también estuvo el senador panista Roberto Gil, entonces presidente de la Mesa Directiva del Senado.

«Es altamente probable que uno de los tres intentos de ataque alcanzara su objetivo y lograra infectar mi teléfono», reveló Gil, ayer en un mensaje.

«El intento de espionaje se perpetró entre el 15 y el 17 de junio de 2016, en momentos en los que discutíamos en la Cámara Alta el sistema anticorrupción».

El senador consideró que el espionaje es una forma de delincuencia organizada y pidió a la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional del Congreso tomar el caso en sus manos.

INACEPTABLE

Anaya acusó que es inaceptable la invasión de la intimidad por parte del Gobierno, así como que se haya pretendido infectar los teléfonos celulares de algunos integrantes de su partido con un programa para combatir la delincuencia organizada.

El pasado 21 de junio, el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, denunció en sus teléfonos celulares les llegaron mensajes con la liga donde se descarga el malware conocido como «Pegasus».

Anaya dijo que a su teléfono; al del secretario general, Damián Zepeda; al del coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Marko Cortés, y al del vocero del partido, Fernando Rodríguez Doval, les llegaron dichos mensajes.
Contenido

Los mensajes con que engañaron a panistas fueron:

⇒ Noticias en que se les mencionaba en la revista Proceso.
⇒ Mensaje sobre la muerte de conocidos.