México (Agencias).- Los senadores Francisco Labastida Ochoa del PRI, Manuel Bartlett del PT y Rubén Camarillo del PAN, especialistas en temas de energía e hidrocarburos coincidieron en que Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) necesitan ser reformadas porque sus modelos están agotados.

En una mesa de debate para MVS Noticias con Carmen Aristegui, los legisladores hablaron de la reforma energética que se discutirá en el próximo periodo de sesiones en el Poder Legislativo y acerca de las versiones de privatización de la paraestatal Pemex. El priísta Francisco Labastida señaló que no sólo Pemex y CFE tienen pérdidas, sino que IMSS e ISSSTE también están en una situación financiera crítica.

“Pemex tiene deudas por 70 mil millones de dólares y lo que debe por concepto por falta de dinero guardado para pensiones es de 130 mil millones de dólares”, dijo.

En tanto que la CFE tiene 30% de capital y se encuentra en estado crítico, por eso, indicó, “es obvio que el país está en perdida de la balanza comercial en materia energética”.

Por su parte Manuel Bartlett del Partido del Trabajo (PT) sostuvo que desde 2008 se habla de la quiebra de Petróleos Mexicanos pero cuestionó porque la empresa que aporta 40% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional puede considerarse quebrada.

“Si no dejan que Pemex conserve sus recursos, eso sí lo llevara a la quiebra”, dijo.

En tanto, el panista Rubén Camarillo indicó que el modelo de Pemex y la CFE está agotado y es inadecuado, por eso se debe atacar el problema de conceptualización que tienen.