El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que bajó su administración no habrá presos políticos, masacres ni actos de tortura.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional celebró que se haya dejado en libertad a Miguel López Vega, activista que se opone a la construcción de un drenaje de aguas industriales que desembocaría en el río Metlapanapa, en Puebla.

«No queremos nosotros que haya presos políticos, cero tortura, cero masacres», dijo.

Aseguró que ante la oposición que en la construcción de este drenaje en Puebla es un tema que corresponde al gobierno de ese estado, pero que de parte del gobierno federal enviará a Víctor Manuel Toledo, secretario de Medio Ambiente, y a Adelfo Regino, titular del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, para revisen el tema.

«Aquí tiene que intervenir el gobernador, celebro que hayan dejado en libertad a este dirigente. En lo que corresponde a nosotros, le voy a pedir al secretario del Medio Ambiente para que vaya, que nos presente un informe. El secretario es un hombre recto, honesto, ambientalista, además experto, es de primera y lo mas importante, es gente honesta, incapaz de permitir un abuso que algo que afecte a una comunidad. Creo que de esa manera lo podemos atender». (El Universal)