El presidente Andrés Manuel López Obrador recordó este lunes que en su carrera política son dos cosas las que le han dolido más: la difusión en 2004 de las imágenes de René Bejarano, su ex secretario particular recibiendo dinero del empresario argentino Carlos Ahumada y el proceso legal caso de desafuero en 2005, por su desacato a la construcción de una calle sobre un terreno privado.

Durante su conferencia matutina de este lunes en Palacio Nacional, el presidente López Obrador recordó que cuando era jefe de Gobierno, hace 16 años, esos dos casos fueron durísimos para él, y añadió, “el escándalo de ese argentino, (Carlos) Ahumada entregándole dinero a René Bejarano y el que era secretario de mi Gobierno (Gustavo Ponce Meléndez) lo graba él mismo, Ahumada, jugando en Las Vegas”.

Asimismo, precisó que el caso del desafuero también fue durísimo en términos políticos «me desaforaron, me quitaron el cargo, pero aún así me dolió más el otro, el que tenía que ver con la honestidad», dijo el presidente, al recordar que se exhibió a los dos funcionarios de su círculo cercano, Bejarano, quien había sido su secretario particular y a Ponce, su secretario de finanzas, recibiendo dinero.

El mandatario también acusó a los medios este lunes de atacarlo y aseguró que, en el régimen anterior, se entregaban 10 mil millones de pesos al año en publicad a estas empresas para callar irregularidades. «Si repartiéramos, los tendríamos como antes, callados, obedeciendo, callando, como vasallos»,, dijo el mandatario.

Al respecto, dijo el mandatario que estas acciones fueron golpes muy duros, pero reiteró que el de Bejarano Ponce le dolió más, porque tuvo que ver

2“con mi honestidad y, que es lo más importante en mi vida, ese duele más hablando de la conciencia”.

Sin embargo, en su administración, se han dado a conocer otros casos de presunta corrupción, donde se ve a familiares y funcionarios de su circulo cercano en actividades irregulares. El más reciente, el de su secretario particular, Alejandro Esquer Verdugo, quien fue exhibido en un video de 2017, con otros operadores depositando grandes sumas al fideicomiso con el que Morena dijo que reuniría fondo de apoyo para los damnificados de los sismos de ese año.