El gobernador de Yucatán, Mauricio Vila, dijo en su cuenta de Twitter que habrá pena de cárcel y una multa económica para quien tenga síntomas de COVID-19 o le confirmen la enfermedad y no acate las medidas de aislamiento.

“No permitiremos que la salud de la población yucateca se ponga en riesgo, es por eso que a la persona que presente los síntomas o haya sido diagnosticada con el Coronavirus y no acate las medidas de aislamiento para evitar el contagio, se le podrá imponer un castigo”, publicó Vila en Twitter.

La pena, dijo, sería de hasta 3 años de cárcel.

“Y además podrá ser acreedora a una multa de hasta $86,800. Esto bajo las sanciones que contemplan el Código Penal y La Ley de Salud de Yucatán”, refirió el gobernador.

El diario Reforma dio a conocer este domingo que en varios municipios de Yucatán, ante el temor por COVID-19, los pobladores cerraron con palos y piedras los accesos a sus demarcaciones.

Esto ocurrió en Motul, Sinanché, Yobaín, Dzidzantún, Dzilam González, Dzilam de Bravo, Buctzotz, Celestún y Progreso.