México, DF.- “Lograr que todos los mexicanos tengan acceso a las tecnologías de la información debe ser una responsabilidad compartida; por ejemplo, lograr la cobertura universal de la banda ancha, es un objetivo que debe unir a los sectores público y privado”, afirmó hoy el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, al inaugurar la “Expo Canitec 2013: Innovación y Liderazgo”.

Mencionó que son múltiples las acciones que se emprenderán para asegurar que más mexicanos tengan acceso a internet de banda ancha, y una de ellas es el denominado apagón analógico, cuya primera etapa, por decisión de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), comenzó ayer en la ciudad de Tijuana, Baja California.

Con esta medida, puntualizó, “con la que se apagaron ocho canales analógicos y se transitó a la televisión digital, los hogares de Tijuana que ya cuentan con un decodificador disfrutan ahora de una mejor alternativa en su servicio de televisión, con imágenes y sonido de mayor resolución y fidelidad”.

Precisó que éste es el caso del 93 por ciento de los hogares de esa ciudad, y para acelerar la atención y resolver las necesidades del 7 por ciento restante, instruyó al Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, a trasladarse personalmente a Tijuana, y en coordinación con la Cofetel, instalar una ventanilla de atención en el Centro SCT de Baja California.

El Titular del Ejecutivo explicó que esta medida ha provocado inconvenientes a algunos usuarios, “pero estoy convencido de que es una necesaria e importante evolución que debemos tener en todo el país. La digitalización de la televisión permitirá aprovechar de mejor manera el espectro, de forma que se puedan transmitir más canales de televisión, y además liberar espacio para aplicaciones de banda ancha”.

El Presidente Peña Nieto afirmó que “en el Gobierno de la República seguiremos trabajando para hacer del sector telecomunicaciones una verdadera palanca del desarrollo”, pues en la actualidad “las telecomunicaciones se han convertido en un factor esencial para el crecimiento económico, el desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación, lo mismo que para difundir el conocimiento, la cultura o el entretenimiento”.

Ante empresarios de la televisión por cable congregados en la Cámara Nacional de la Industria de Telecomunicaciones por Cable (Canitec), el Presidente de la República expresó: “ustedes están llamados a contribuir decididamente en la construcción de ese país de prosperidad y de inclusión social que todos queremos”, al tiempo que los convocó a seguir trabajando “por un México más productivo y más equitativo” y a seguir aportando para lograr “no sólo un México próspero, sino también un México incluyente, un México de menor pobreza, de menor desigualdad y de mayores oportunidades para todos los mexicanos”.

Señaló: “Estamos convencidos de que el desarrollo de las telecomunicaciones es un requisito fundamental para elevar y democratizar la productividad en nuestro país”.

Confió en que los integrantes de la Canitec estarán dispuestos a hacer su parte, a contribuir a la construcción de un país más equitativo, de mayores oportunidades, de beneficios ampliados a toda la población del país, al tiempo que refirió que de 2004 a 2012 la industria del cable en México logró duplicar su número de suscriptores, y hoy brinda servicio al 46 por ciento de los 13 millones de mexicanos que tienen acceso a la televisión restringida, además que ha logrado atender, a través de la convergencia de servicios, al 7.3 por ciento de las líneas telefónicas fijas y cerca del 14 por ciento de los suscriptores de banda ancha fija.