CIUDAD DE MÉXICO.- Desde la Base Aérea Militar Número 19 (BAM-19), el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el objetivo de tener el avión presidencial de fondo es para dar conocer los lujos y excesos con los que se gobernaban anteriormente.

En conferencia, el mandatario aseguró que el TP-01 es una muestra de la manera en la que se malgobernaba, de cómo la sociedad más necesitada era ignorada mientras que los funcionarios vivían con lujos y todo tipo de atenciones.

“El propósito de hacer esta rueda de prensa con el avión de fondo es para dar a conocer al pueblo cómo se mal gobernaba al país, de cómo había lujos en el gobierno durante todo el periodo neoliberal; se le daba la espalda al pueblo, sobre todo a la gente humilde y los altos funcionarios vivían colmados de privilegios, de atenciones, era un gobierno de ricos para ricos con un pueblo pobre”, dijo.

López Obrador recordó que por esta aeronave “se iban a terminar por pagar cerca de 7 mil millones de pesos” debido a que fue adquirida mediante un financiamiento; además estimó en 150 millones de pesos el costo de mantenimiento y viajes al año.

Agregó que la BAM-19 fue construido exclusivamente para el avión presidencial dentro del Aeropuerto de la Ciudad de México y su costo ascendió a los mil millones de pesos.

“Ésa fue la forma de gobierno durante el periodo neoliberal, ése fue el distintivo de los gobiernos neoliberales, todo esto lo tenemos que estar subrayando porque hay quienes quieren regresar a esa forma de gobierno, a que continúe la corrupción y los privilegios”, comentó el presidente.

De acuerdo con el Gobierno federal, algunas de las características de la aeronave de 124 toneladas de peso que puede alcanzar los 921 kilómetros por hora, operar a una altitud de 13 mil metros, como el volar de día y de noche, su autonomía de 14 horas 30 minutos que le permite llegar a cualquier continente sin escala alguna.

Además puede transportar a 80 pasajeros divididos en cuatro secciones; cuenta con una elegante oficina y una sala de juntas; una recámara King Size con regadera y caminadora; Internet de alta velocidad; teléfonos satelitales, pantallas para cada usuario.

El director de Banobras, Jorge Mendoza, reveló hace unos meses que el Boeing 787 «José María Morelos y Pavón», fue adquirió en el 2012 a un costo de 218 millones de dólares, equivalente a 2 mil 900 millones de pesos; sin embargo, se puso en operación en el sexenio de Enrique Peña Nieto.