México, DF (Agencias).- Guillermo Ortiz Martínez, presidente del consejo de administración de Banorte habló sobre  las iniciativas que pretenden modificar el rostro del sistema financiero mexicano, cambios que la reforma financiera presentada el día de ayer pretende lograr, esto lo señaló en la primera emisión de MVS Noticias en donde aseguró que el diagnóstico de la cartera vencida y la banca poco sólida es incorrecto y criticó el ”conservadurismo” de la banca de desarrollo.

Indicó que en México se presta poco ya que “buena parte de la economía mexicana se encuentra en la informalidad”, Ortiz afirmó esto por lo que dijo es difícil para la banca otorgar créditos y penetrar en el sector informal de la economía que por definición no tiene historial crediticio, “en la medida en que se reduzca el comercio y actividades económicas informales, la economía podrá acceder a esos clientes que hoy no tienen acceso a ella”, el ex secretario de Hacienda dijo también que “con la aplicación de las nuevas reglas y la reforma al sistema financiero, esto -la reducción de la informalidad- va a mejorar”.

Otro problema serio es la transferencia importante de dividendos a bancos extranjeros, “cosa que se ha agravado por la crisis financiera internacional, por lo que las facultades adicionales que se le han otorgado a la Secretaría de Hacienda pueden servir como herramienta para reducir la transferencia de recursos al exterior”.

En cuanto a la banca, el hecho de que se transfieran recursos al exterior del país no implica nada ilegal, los bancos tienen libertad de hacer esto para proteger sus capitales, sin embargo, en la medida en que los bancos estén suficientemente capitalizados, señaló Guillermo Ortiz, habrá libertad para poder decretar políticas crediticias que beneficien a los clientes bancarios.

Los datos en cuanto a fuga de capitales son públicos, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores publica periódicamente los balances y hasta el 2011 se presentó una transferencia de alrededor de 20 mil mdd, y señaló que otros elementos que habría que añadir al fenómeno de transferencia de recursos fuera del país son que el año pasado se dividió parte del capital del banco Santander y Bancomer vendió su afore, la reforma financiera va a orientar al sistema bancario y a los bancos extranjeros que operan en México a utilizar sus recursos en el país.

Finalmente Guillermo Ortiz afirmó que la banca de desarrollo siempre ha tenido el mandato de fomentar el desarrollo nacional pero con las malas experiencias del pasado se volvió demasiado conservadora y restrictiva, es por eso que con la reforma financiera, se busca una banca más sólida y menos restrictiva.