México (Agencias).- Joaquín El Chapo Guzmán teme volverse loco antes de que su proceso de extradición a Estados Unidos sea resuelto, asegurando que prefiere la tortura física y no mental, reveló su abogado José Refugio Rodríguez.

Mencionó en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Radio Fórmula, que el capo le dijo que se siente muy angustiado, que lo están volviendo loco y hasta que se está quedando calvo, además de que ya se siente farmacodependiente por los medicamentos que está recibiendo en el CEFERESO de Chihuahua, por lo que se interpondrá una denuncia por tortura contra quien resulte responsable.

“No le tengo miedo a la cárcel pero no me pueden tener aislado como estoy, me van volver loco, esto es una tormenta psicológica, preferiría que la tortura fuera física o golpes porque con los golpes el dolor pasa, pero no, esto que me está matando lentamente”, reveló el líder del cártel de Sinaloa a su abogado.

Refugio Rodríguez señaló que ayer se pudo reunir con su defendido y hablaron sobre diversos temas entre ellos su estado de salud, el juicio de amparo, la defensa en Estados Unidos, pero sobre todo de su estado de salud.