México.- “Me voy a convertir en guardián de las elecciones”, advirtió hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador quien, si bien admitió la existencia del Instituto Nacional Electoral (INE), su intervención se limitará de denunciar fraudes electorales.

“Me voy a convertir en guardián para que se respete la libertad ciudadana a elegir libremente a sus dirigentes; ya sé que existe el INE, no me voy a meter, pero estoy obligado a denunciar si hay intentos de fraude. […] Recuerde que una de las reformas que se llevaron a cabo fue convertir el fraude electoral en delito grave”.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario recordó que con la reforma que convierte en delitos graves la fraudulencia electoral, la posición de su gobierno es en serio.

“Nosotros padecimos mucho por el fraude y el país se estancó por la antidemocracia, porque la democracia es competencia, son contrapesos, cuando hay democracia nadie se siente absoluto, en ningún nivel de la escala, y uno que esté en el gobierno tiene que esperase en hacer bien las cosas porque si no en la elección futura pierde su partido, por eso es buena la democracia”, consideró.

Las elecciones del próximo año han estado presentes en las alocuciones presidenciales desde hace meses, atribuyendo críticas, cuestionamientos y denuncias sobre distintas áreas de su gobierno, a sus opositores que ya actúan con miras a la elección.

Sin embargo, esta mañana, al abordar el asunto, el mandatario precisó que no tendrá injerencia en las funciones del INE ni del Tribunal Electoral, pero sí cuestionará que se mantenga el registro a quienes no cumplen con la ley electoral, o bien, a señalar cuando se rebasen topes de campaña y la autoridad “se haga de la vista gorda”.