México (Agencias).- El pleno de la Cámara de Diputados aprobó una reforma por la que nadie podrá decir vía medio electrónico u otro, dar a conocer un “hecho cierto o falso, determinando o indeterminado”, que pueda causarle deshonra, descrédito, perjuicio o exponerlo al desprecio de alguien.

Dicha reforma se avaló con 386 votos, como parte del paquete de aprobaciones que se realizaron en San Lázaro para hacer “tiempo” a que el Senado de la República concluyera la discusión y aval a la ley de Seguridad Interior.

La reforma adiciona cambios al artículo 1916 del Código Civil Federal, como parte de una extensión de las sanciones por “daño moral” y cuando será considerado como “hecho ilícito”:

“El que comunique, a través de cualquier medio incluidos los medios electrónicos, a una o más personas la imputación que se hace a otra persona física o moral, de un hecho cierto o falso, determinado, indeterminado, que pueda causarle deshonra, descrédito, perjuicio o exponerlo al desprecio de alguien”.

Al darse cuenta, la oposición saldría a fijar una posición, sin embargo, el tema de la Ley de Seguridad Interior les fue acortando los tiempos, hasta que determinaron no salir a medios. Fue el caso de Morena.

De inmediato, en las redes sociales se enviaron mensajes donde se alertaba sobre las sanciones a quienes investiguen casos como los de la Casa Blanca y Odebrecht, o cualquier hecho de corrupción.

Cerca de la una de la madrugada del día 15, el PRI envió a los reporteros un mensaje difundido en redes de Raúl Trejo Delarbre, para dar claridad a lo aprobado.

“La reforma al Código civil aprobada en la Cámara de Diputados añade a los medios electrónicos a la definición de daño moral que ya existe. Se mantiene el 1916 bis que exenta de daño moral a “quien ejerza sus derechos de opinión, crítica, expresiones e información. Calma, calma”, fue el mensaje que Trejo Delarbre emitió y fue compartido desde las oficinas del PRI a los reporteros.

La reforma se envió al Senado y tiene que ser avalada antes de que entre en vigor.