El retiro del fuero al Presidente de la República fue aprobado y el decreto se perfila para ser enviado a los congresos de los estados, y una vez que 17 de ellos lo ratifiquen se plasmará en la Constitución.

Un acuerdo político, previo a la votación, de los coordinadores parlamentarios del Senado destrabó dos años de divergencias, entre la mayoría de Morena y la oposición del PAN, PRI, MC y PRD, que como Bloque de Contención impulsaron que de igual forma se retire la inmunidad procesal a los legisladores federales.

El senador Alejandro Peña Villa explicó que, luego de que no se aprobara en lo general el dictamen, se procede a desahogar el trámite de voto particular.

Esto ocurre luego de que el pasado 29 de octubre, la Cámara de Diputados aprobara el decreto con cambios a la redacción hecha antes por el Senado del artículo 108 constitucional.

El dictamen de las comisiones unidas incluía cambios a la minuta que los diputados aprobaron por unanimidad, que de haber avanzado hubiera causado la devolución del proyecto de decreto a San Lázaro, como ya ocurrió en una primera ocasión.

El decreto avanzó hacia su aprobación plena, con 63 votos en contra del dictamen que modificaba la decisión de los diputados, y 39 a favor.

De inmediato, el pleno inició el debate en lo particular del proyecto de decreto, lo cual marca el rumbo la salida del expediente de eliminación de fuero presidencial a las legislaturas de los estados, y el inicio del proceso legislativo para una reforma constitucional específica para la supresión de la inmunidad de diputados y senadores.