México (Agencias).- El año 2017 será de grandes desafíos. El aumento en el precio de las gasolinas es apenas el primero de ellos, pero el país los podrá enfrentar con la participación de todos los sectores como ahora que se suman al Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, advirtió el presidente Enrique Peña Nieto.

En su primera intervención en el acto donde se firmó este nuevo acuerdo, el mandatario reconoció el sentido de solidaridad y responsabilidad social de organismos empresariales y de trabajadores, para evitar que el aumento en el precio de las gasolinas afecte a la economía de las familias y a la economía nacional.

«Lo que hoy nos convoca es dar marco a un acuerdo que nos permita emprender acciones, que nos permita ser sensibles a estas definiciones que se han tomado para, con sentido de solidaridad y de responsabilidad social, acompañar a los sectores menos favorecidos para cuidar de la estabilidad de precios, la estabilidad de economía, para cuidar la economía de las familias mexicanas», dijo el Presidente.

Durante el evento Enrique Peña Nieto reiteró que «el ajuste (en el precio de las gasolinas) no es consecuencia de la reforma energética, ni de la hacendaria, sino refleja directamente el incremento internacional que se ha dado al precio de la gasolina».

El acto se realizó en la residencia oficial de Los Pinos, donde participaron los secretarios de Hacienda, del Trabajo y de Economía, así como el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón, y el secretario general de la Confederación de Trabajadores de México, Carlos Aceves del Olmo.