En marzo de 2012, Andrés Manuel López Obrador, en ese momento precandidato a la Presidencia de México, se reunió con Joe Biden, quien el fin de semana derrotó a Donald Trump en la elección presidencial de Estados Unidos.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador ratificó esta mañana que esperará a que las autoridades electorales de Estados Unidos decidan quién es el ganador, antes de pronunciarse.

“No tenemos ninguna diferencia con el señor Biden, ningún problema con él. Incluso lo conocí hace 8 o 10 años. No tenemos nada en contra del posible Presidente electo. No tenemos en contra nada del partido demócrata, tampoco del partido republicano. Nosotros somos del partido de México. Queremos actuar con prudencia. Entonces vamos a reconocer lo que se decida en las instancias competentes en Estados Unidos”, dijo López Obrador.

El Jefe del Estado mexicano ha sido criticado duramente en ambos países por no felicitar a Joe Biden, ganador del proceso 2020.

“No podemos inmiscuirnos en la política de otros países, de otras naciones. Tenemos que ser respetuosos de la decisión que tomen los pueblos, que tomen los gobiernos extranjeros. Esto no significa que estemos en contra o a favor de nadie”, dijo el Presidente.

“No podemos actuar de manera imprudente. No es un asunto de forma, también de fondo. Yo tengo la facultad y la obligación de ajustarme al mandato constitucional en cuanto a política exterior. Es muy claro el artículo 89 de la Constitución, fracción décima. Establece que política exterior debe guiarse por principios de no intervención y autodeterminación de los pueblos”, señaló.

“Están acostumbrados a no respetar la Constitución. Estaban acostumbrados a que se opinara de todo cuando nosotros debemos actuar con respeto. ¿Por qué esta postura? Queremos que en nuestros asuntos no haya injerencia extranjera. No estamos a favor de ningún partido en Estados Unidos. Llevamos buena relación con el Gobierno del Presidente Donald Trump”, manifestó.

El 7 de noviembre, horas después de que Biden derrotara a Trump, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo, por primera vez, que esperará a que se terminen de resolver todos los asuntos legales en Estados Unidos sobre las elecciones para no ser “imprudentes” y no repetir lo que ocurrió en México durante los comicios de 2006, cuando, recordó, gobiernos como el de España reconocieron a Felipe Calderón como el ganador a la Presidencia antes de terminar el conteo de votos.

“No puedo decir, felicito a un candidato, felicito al otro, porque quiero esperar a que termine el proceso electoral, nosotros padecimos mucho de las cargadas, de cuando nos robaron una de las veces la Presidencia y todavía no se terminaban de contar los votos y algunos gobiernos extranjeros estaban reconociendo a los que se declararon ganadores. Eso fue lo que pasó en el 2006, todavía no había un computo legal y el Presidente de España, [José Luis Rodríguez Zapatero] Zapatero, ya estaba felicitando a [Felipe Calderón Hinojosa] Calderón, una imprudencia”, expuso el mandatario desde Villahermosa, Tabasco.

“No queremos ser imprudentes, no queremos actuar a la ligera y ser respetuosos de la determinación de los pueblos”, agregó.

El Presidente aclaró que mantiene una “muy buena relación” con los dos candidatos estadounidenses. “El Presidente Trump ha sido muy respetuoso con nosotros y hemos logrado muy buenos acuerdos “, dijo. También recordó que con Joe Biden tuvo contacto años atrás.