Para derrocar en 2018 al actual régimen en el poder, Andrés Manuel López Obrador, presidente nacional de Morena, convocó a militantes de todos los partidos políticos a firmar un documento por la unidad en las ciudades y los pueblos del país.
A través de un mensaje de cuatro minutos en su cuenta de Facebook, el tabasqueño aseguró que no hace falta que los ciudadanos se afilien a Morena. Pueden ser de cualquier partido político, pues dijo que si se tienen realmente deseos de que haya un cambio, hay que suscribir un documento en plaza pública.
Y recordó lo que decía Emiliano Zapata: “el que no tenga miedo que pase a firmar”. Reiteró que Morena se reservará el derecho de admisión, por lo que rechazarían a Salinas, Fox o Calderón, pues expresó que toda esa gente le ha hecho mucho daño al país.
Sin embargo, dijo, la mayoría del pueblo es gente que busca un cambio, así que bienvenida. Y expresó que sólo el pueblo puede salvar al pueblo. Además, se comprometió a cortar de tajo con la corrupción que es el principal problema de México, para terminar con la mafia en el poder, pues ésta es su arma para dominar al pueblo.
Llamó a la ciudadanía a no pensar en que no hay salida, pues afirmó que sí hay opciones, y Morena, señaló, es una opción, una alternativa. Resaltó que la gente pobre, las clases medias y los adinerados están preocupados por la situación del país y están pensando que se necesita un verdadero cambio. Al principio de su mensaje señaló que con el aumento de la gasolina inicia mal el año.
Hay enojo y preocupación, dijo, porque este es un golpe a la economía popular que ya está desatando la carestía. Subrayó que no podemos quedarnos nada más en la queja, en la protesta, tenemos que pensar en cambiar al régimen.
Recordó que cuando empezó a hablar de ese “agrupamiento mafioso” pensaban que exageraba. Es una mafia la que domina, argumentó, la que tiene el control de los partidos políticos sobre todo del PRI y del PAN. Apuntó que la reforma fiscal la pactó Peña con el PRD y la reforma energética la pactó con el PAN porque se complementan la reforma fiscal y la reforma energética.