Porque difiere y el pronunciamiento se enmarca en las elecciones de Estados Unidos, el presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó contestarle a su homólogo Donald Trump, quien pidió fijarse en cómo iba la epidemia del Covid-19 en México y no en su país.

“Respeto el punto de vista del presidente Trump, desde luego no lo comparto. Pero no voy a confrontarme con él, no me voy a enganchar, como se dice coloquialmente. Acabamos de hacer una visita a Estados Unidos, son muy buenas las relaciones entre el Gobierno de Estados Unidos y en el de Gobierno de México, no somos vecinos distantes.

“Hay que tomar en consideración que en Estados Unidos están por iniciar formalmente las elecciones, es una temporada especial. En cualquier país del mundo, cuando hay elecciones, hay más declaraciones, más propaganda, más debate, pero nosotros no nos metemos en eso”.

Pese a que la epidemia tiene al país con más de 300 mil casos acumulados y casi 40 mil defunciones, consideró que, dentro de lo que cabe, México ha enfrentado la emergencia sanitaria.

Además, en aras de esa buena vecindad, López Obrador afirmó que se continuará cumpliendo con el acuerdo establecido con EU para entregarles parte del agua que se interna en los ríos mexicanos del norte.

Lo anterior, al ser cuestionado por las constantes protestas de agricultores de Rosales y Delicias, Chihuahua, los cuales tuvieron un enfrentamiento durante el fin de semana con la Guardia Nacional, corporación que les lanzó gases lacrimógenos y balas de goma.

“No se les va a dejar sin agua. Tenemos que cumplir con el convenio que se suscribió con Estados Unidos desde 1943, 44.

“Es mejor para México, así se sostiene, y no queremos dar pie a una revisión por razones obvias; entonces, tenemos que cumplir con ese tratado para que no se dé motivo a ninguna represalia que perjudique a nuestra nación, a nuestro país”.

Resaltó que estas movilizaciones están agitadas por la politiquería de cara al proceso electoral, donde incluso está el presidente municipal Morena, José Francisco Ramírez, y otros legisladores.

Mediante su cuenta de Twitter, Jesús Ramírez, vocero de la Presidencia, reiteró el llamado a los agricultores.

“El @GobiernoMX cumplirá con el Tratado de Aguas con EU sin afectar el agua de riego de los agricultores de Chihuahua. El Tratado de Aguas con EU, firmado en 1944, beneficia a los mexicanos. Agricultores de Chihuahua no se dejen engañar. NL y Tamps ya cumplieron, falta Chihuahua”.