XALAPA, Ver.- Luego de que ayer los nueve gobernadores de Acción Nacional (PAN) exigieran un nuevo pacto fiscal, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró esta mañana que no caerá “en dimes y diretes”, debido a que él gobierna con apego en la Constitución, y acusó que esa acción tiene fines electorales.

En conferencia de prensa, el titular del Ejecutivo federal indicó que hay una Ley de Coordinación Fiscal que establece la distribución de los fondos y que estos se han entregado de manera puntual, pero reiteró que no se dejará ante estos señalamientos y que no permitirá que se menosprecie y que se ningunee la investidura presidencial porque “tiene que haber respeto”.

“No voy yo a caer en dimes y diretes, yo gobierno con apego a la Constitución y a lo establecido en las leyes. Existe una Ley de Coordinación Fiscal que establece cómo se distribuyen los fondos y hay participaciones federales y estamos entregando a los estados puntualmente lo que por ley les corresponde”.

En conferencia de prensa, el titular del Ejecutivo federal aseguró que independientemente del partido que sean los gobernadores “todos reciben puntualmente como no era antes, los gobiernos anteriores sus aportaciones.

“¿Qué es lo que pasa, para hablar con franqueza? Que vienen las elecciones, ya van a haber elecciones en 15 estados de los 32, elecciones de gobernador, va a haber elecciones en Chihuahua, va a haber elecciones en Querétaro, entonces pues se quiere tener un posicionamiento político, es legítimo, se entiende y también vienen elecciones para renovar la Cámara de Diputados, entonces quisieran los partidos opositores pues tener mayoría en la Cámara de Diputados, ganar esas gubernaturas”.

“Lo único que pido es que se actúe con responsabilidad y que no se mezclen las cosas”.

López Obrador aseguró que una cuestión es la partidista y la otra cuestión es el gobierno “partido como su nombre lo indica es una parte, gobierno es todo”.

El Presidente reiteró que no se dejará ante estos señalamientos y que no permitirá que se menosprecie y que se ningunee la investidura presidencial y tiene que haber respeto.

Recordó que hace unos días Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, lo acusó de que su gobierno estaba detrás de las manifestaciones que se registraron en Guadalajara por la muerte de Giovanni López, lo cual, rechazó.

“Entonces que actuemos con responsabilidad y también decirles que no me voy a dejar, no me voy a permitir que se menosprecie, que se ningunee la investidura presidencial. Tiene que haber respeto, no lo que sucedió recientemente de que un gobernador acusa de que el gobierno federal o desde la Presidencia desde los sótanos del poder se está alentando a grupos de opositores en ese estado, si ya no se están en los tiempos del autoritarismo”.

“Aquí está la secretaria de Gobernación, ya no hay sótanos, donde encerraban opositores en Gobernación, ¿para qué recordamos esos tiempos? Entonces ya es distinto, la Segob se encarga de asuntos políticos que tiene que ver precisamente con el diálogo, resolver las diferencias de manera pacífica y con respeto a los derechos humanos, son otros tiempos”, dijo.