El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha asegurado que evitará seguir el ejemplo de la Argentina del expresidente Mauricio Macri, quien solicitó un rescate de 44 mil millones de dólares (40 mil 348 millones de euros) al Fondo Monetario Internacional (FMI), para salir de la crisis económica derivada de la pandemia.

“Nosotros no vamos a hacer eso, no vamos a actuar como se decidió hace cinco años en Argentina, aunque no les guste a los organismos multilaterales o a las calificadoras”, ha subrayado el mandatario.

El Presidente mexicano ha explicado que el anterior Ejecutivo argentino ejerció “de manera ortodoxa” la política neoliberal, incluso con síntomas de debilidad económica y financiera, lo que desembocó en un “barril sin fondo”.

López Obrador ha aprovechado para hacer una valoración de la actual negociación de la reestructuración de deuda que el actual Gobierno argentino de Alberto Fernández está llevando a cabo con varios acreedores privados.

“En estos días está la negociación sobre la deuda de Argentina y hasta donde sé, y ojalá se llegue a un acuerdo, tiene que haber cuanto menos una quita de la deuda de Argentina del 50 por ciento para que pueda salir, porque sino no tendría capacidad de pago, no tendría solvencia”, ha señalado.

El Presidente mexicano ha detallado que si bien “antes se pensaba primero en los de arriba”, el actual Ejecutivo se centra en los sectores más vulnerables, para fortalecer su capacidad de consumo y su capacidad de compra. “En el modelo neoliberal se decía que si llovía fuerte arriba goteaba abajo, como si la riqueza fuera contagiosa”, ha afirmado.

López Obrador ha estimado que las ayudas del Ejecutivo mexicano, desplegadas como consecuencia de la pandemia de la COVID-19, llegarán en torno a 25 millones de familias. “Si seguimos de esta manera vamos a lograr la recuperación, acepto el desafío”.