PUEBLA, Pue.- (El Universal).- Al calificar como un crimen atroz y abominable, el presidente Andrés Manuel López Obrador condenó el asesinato del juez federal Uriel Villegas Ortiz, quien ayer, junto con su esposa fue asesinado en su casa en Colima, y aseguró que junto con la Fiscalía General de la República (FGR), el Poder Judicial y Ejecutivo han cerrado filas para trabajar de manera conjunta para castigar a los culpables y evitar que estos crímenes no se repitan.

“Quiero expresar mi más profundo pésame por el asesinato del licenciado Villegas Ortiz, juez del Poder Judicial Federal y el asesinato de su esposa. Desde luego es un crimen atroz, condenable y ya estamos trabajando de manera conjunta el Poder Judicial, la Fiscalía de la República (FGR) y el Poder Ejecutivo para castigar a los responsables. Ya se están actuando y nuestro más sentido pésame, repito, por este abominable crimen”.

“Vamos a seguir enfrentando a la delincuencia y lo vamos a seguir haciendo de manera conjunta apoyándonos mutuamente, la Fiscalía, el Poder Judicial y el Poder Ejecutivo. Son buenas las relaciones entre los Poderes y la Fiscalía y cerramos filas, para que estos crímenes no se repitan, que nunca más se den estos hechos violentos”, dijo en conferencia de prensa.

El mandatario aseguró que su gobierno estará informando sobre este asesinato, “tanto la FGR -que ya atrajo el caso, la investigación- como nosotros, sobre el avance en las investigaciones”.

El juez federal Uriel Villegas Ortiz llevaba asuntos penales y estaba especializado en el Sistema Penal Acusatorio; ordenó en marzo de 2018 el traslado de Rubén Oseguera González “El Menchito”.