El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó a la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (por sus siglas en inglés, DEA) de fabricar pruebas en el caso del general Salvador Cienfuegos, pues «los elementos que presentó no tienen ningún valor probatorio» para iniciar un juicio en su contra.

Asimismo destacó que aunque la decisión de exonerar al exsecretario de Defensa Nacional fue responsabilidad de la Fiscalía General de la República (FGR), su gobierno respalda la resolución.

El mandatario señaló que «trátese de quien se trate, lo más importante es la verdad y la justicia».

«Es un asunto que le correspondió a la Fiscalía resolver, pero de alguna manera tiene que ver con el gobierno que represento porque secunda, es decir, avala, respalda, porque nosotros sostenemos que debe de terminarse la impunidad, desde luego la corrupción, pero también que no pueden haber represalias, venganzas…»

Ayer, la FGR dio a conocer que el exsecretario de Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, quedó libre de investigación debido a que no halló elementos para imputarle cargos de narcotráfico y lavado de dinero.

En conferencia matutina, López Obrador adelantó que dio instrucciones al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, para que se haga público el expediente sobre el caso del general Salvador Cienfuegos.

«He dado instrucciones también que hoy mismo, lo más pronto posible se ponga a disposición del pueblo de México todo el expediente que nos envió el gobierno de Estados Unidos para que pueda ser consultado, revisado, investigado por quien lo desee».

Así también, destacó que en caso de que el gobierno estadounidense compartiera pruebas de otro tipo, se darían a conoce.

Incluso, el canciller Marcelo Ebrard, subrayó que de acuerdo a la información que compartió EU, «no se habría podido siquiera detener al general Cienfuegos en México».

Sin embargo, comentó el funcionario, «hay elementos que se deben investigar».

Por otra parte, López Obrador pidió disculpas al gobierno de Donald Trump por dar a conocer el expediente, y comentó que ya existe relación con el equipo cercano de Joe Biden, quien tomará protesta como presidente el 20 de enero.

«Ofrecemos disculpas al gobierno de Estados Unidos por actuar de esta manera, no queremos especulaciones, conjeturas, venganzas, fabricación de delitos y no aceptamos intimidaciones, somos un país libre e independiente».

El general Salvador Cienfuegos fue exsecretario de Defensa Nacional durante el mandato de Enrique Peña Nieto.

Detenido el 15 de octubre en Los Ángeles, Estados Unidos, tras una investigación de la DEA, que lo acusaba de vínculos con el narcotráfico y de lavado de dinero, pero tras un ejercicio diplomático sin precedentes, regresó a México para ser investigado por las autoridades locales, las cuales decidieron exonerarlo al no encontrar elementos para imputarle algún cargo.