México, DF.- México vive la amenaza de otra crisis alimentaria, ahora por la disputa de la leche en el mercado internacional, pues dejó de ser el principal importador de lácteos en el mundo.
Esto no por crecimiento en la producción sino porque países como China, India, Pakistán, Indonesia, Irán y Arabia Saudita aumentaron sus compras, “por lo que ahora el gobierno tendrá que pelear por los desperdicios en el mundo para alimentar a los mexicanos”, indicó el presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, Álvaro González Muñoz.
Dijo que el sector lechero mundial comercializa menos del 7 por ciento de lo que se produce y de ésta solo el 3.4 por ciento proviene de países que lo hacen a bajo costo por sus condiciones naturales.