México (Agencias).- La agente del MP federal, Silvia Nathalie García, que estará a cargo de la investigación de la probable participación de Emilio Lozoya en el caso de los sobornos de Odebrecht, fue la misma responsable de “sembrar” un arma durante la detención ilegal del abogado Paulo Díez, el 7 de septiembre de 2015, en represalia por documentar la corrupción de OHL.

Así lo destacó el propio Díez Gargari en una carta enviada este miércoles 16 al procurador general Raúl Cervantes Andrade, donde afirma que fue García Ocampo “quien hizo posible la ‘siembra’ del arma en mi coche, pues nunca me notificó la orden de localización y presentación en mi domicilio, a pesar de que sabía con certeza cuál era el domicilio de mi oficina”.

Además, la agente ministerial “es la responsable de la pérdida del papel en el que estaba envuelta la pistola que ‘sembró’ la PGR en mi coche. En la recomendación 13/2017 de la CNDH se señala con toda claridad que Silvia Nathalie recibió el 7 de septiembre de 2015 ‘un arma de fuego envuelta en papel de color blanco’”.

En la misiva, Díez Gargari recordó que, por estos presuntos delitos, García Ocampo está denunciada penalmente desde hace meses, pero “no está sujeta a proceso penal, ya que goza del favor del procurador general de la República y de la protección de toda la PGR. Sólo por eso”.

El abogado de la empresa Infraiber, que ha documentado en los últimos dos años las irregularidades cometidas por OHL y el posible desvío de 3 mil 100 millones de pesos a la campaña del priista mexiquense Alfredo del Mazo, advirtió también que será la Coordinación General de Investigaciones (CGI) de la PGR la que tendrá a su cargo la investigación de Lozoya Austin.

El CGI sólo tiene competencia, hasta ahora, para conocer los procesos penales relacionados con los crímenes del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, ocurrido en mayo de 1993; del excandidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio, sucedido en marzo de 1994, y el del exsecretario general priista y exgobernador de Guerrero, José Francisco Ruiz Massieu.

“Es evidente que los hechos que se investigan en la carpeta de investigación (del caso Lozoya-Odebrecht) no están relacionados con los homicidios de José Francisco Ruiz Massieu y/o del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo y/o de Luis Donaldo Colosio. No que yo sepa”, alertó Díez Gargari.

Esta misma unidad indaga la denuncia de los 3 mil 100 millones de pesos de “dinero sucio” transferido por el gobierno del Estado de México a la campaña de Alfredo del Mazo.

“Que hoy un área `incompetente’ de la PGR haga como que investiga para que mañana la defensa de los imputados ‘descubra’ la ilegalidad y resulte imposible el proceso penal. Ese cuento ya lo conocemos, procurador, y no vamos a permitir que nos lo vuelva usted a contar”, advirtió Díez en su misiva a Cervantes Andrade.