El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, negó haber recibido sobornos a cambio de votar por la reforma energética el sexenio pasado y aseguró que las presuntas acusaciones del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, tienen un objetivo político.

“El señor Emilio Lozoya ha pretendido involucrarme con una bajeza inaudita en actos de corrupción. Ha aportado solo sus dichos que valen lo que su prestigio, nada. De manera perversa se filtró un video en donde aparece una persona en la que deposité mi confianza y que me acompañó por años. Lo removí de su cargo y di parte a las instancias correspondientes para que él a su vez apele a su derecho que le convenga”, declaró el gobernador panista.

Domínguez Servién se refirió al tema durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, que se realizó este miércoles en Querétaro. Este lunes el mandatario federal pidió a la FGR que se diera a conocer el video que Lozoya Austin presentó como parte de las pruebas de presuntos sobornos que se le sigue.

Unas horas después se filtró un video en el que se ve a Guillermo Gutiérrez Badillo, colaborador de Rodríguez Servién desde que era senador, junto con Rafael Caraveo Opengo, exsecretario técnico del Senado, recibir y contar bolsas con billetes.

“No tengo nada que temer, nada de qué avergonzarme y nada que ocultar”, reiteró el mandatario queretano y aseguró que “los dichos del señor Lozoya son una infamia”.

Explicó que “no se puede comprar lo que ya se tenía” en referencia a su voto a favor de la reforma energética que impulsó el gobierno de Enrique Peña Nieto. Dijo que él estuvo de acuerdo con esta reforma desde que era diputado federal. “No había necesidad de darme dinero para un voto que ya se tenía por convicción personal”.

Defendió que pidió modificaciones a la propuesta energética del gobierno de Peña Nieto e incluso votó por sacar del consejo de Pemex a integrantes del sindicato petrolero, lo que detonó amenazas contra su vida.

“No se puede creer en la palabra de un delincuente confeso, yo le doy la cara aquí, no busco protección a cambio de inventar falsedades”, dijo Dominguez Servién.

Aseguró que el trasfondo de esas declaraciones es político para dañar a “un gobernador bien calificado”. Destacó el buen manejo del dinero público, el crecimiento, la deuda cero y la generación de empleos en el estado.

Sobre el tema, el presidente López Obrador dijo que se debe investigar y aclarar el hecho y “que si una gente cercana un amigo inclusive un familiar comete un delito debe de ser castigado”.